Economía

Ahorro, instrumento de estabilidad en casos de crisis

De acuerdo con la Encuesta la Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) del INEGI, en 2020 los recursos del 90 por ciento de los mexicanos disminuyeron un 5.8 por ciento.

Aun cuando en México cayeron los ingresos en el 90 por ciento de los hogares de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), eso no es motivo para renunciar al ahorro. Más allá, invertir y guardar parte del ingreso familiar representa la mejor manera de estar preparados ante una emergencia económica como la derivada de la crisis sanitaria.

En el webinar titulado “A mitad del año como van las metas financieras”, encabezado por Axel Hernández, coordinador de Programas de Educación Financiera y Karime Piña, gerente regional de la Zona Metropolitana del Valle de México de Afore Pensionissste, explicaron que el ahorro, con disciplina y objetivo puede ser la solución para enfrentar las crisis.

Y es que de acuerdo con la Encuesta la Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) del INEGI, en 2020 los recursos del 90 por ciento de los mexicanos disminuyeron un 5.8 por ciento, esto luego de una reducción del 4.2 por ciento de los ingresos en los dos años previos.

En este sentido, Axel Hernández detalló que la pandemia puede ser una enseñanza pues aquellos que durante los últimos años han restringido algunos hábitos de consumo y hoy tenían ahorros para utilizar en caso de emergencia es la mejor muestra de que el ahorro es un elemento que puede dar estabilidad a las finanzas familiares.

Al respecto, Karime Piña indicó que el mejor instrumento de ahorro puede ser una Administradora de Fondos para el Retiro (Afore) como Pensionissste, donde incluso se puede destinar una parte del ingreso familiar para el Ahorro Voluntario, el cual puede además de aumentar el monto del retiro, ganar plusvalía y ser utilizado en casos de emergencia.

Axel Hernández explicó que la mejor manera de ahorrar es contar con un presupuesto, que tenga objetivos de ahorro como la meta de comprar un carro, el pago de los estudios de los hijos o unas vacaciones y una vez establecido el objetivo empezar de manera disciplinada a ahorrar.

En este sentido, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) apunta que el ahorro voluntario hace la diferencia al finalizar la vida laboral, y ejemplifica que, si un trabajador empieza a cotizar desde los 25 años, con un sueldo mensual de 18 mil 729 pesos, y que planea retirarse a los 65 años, recibiría una pensión de 5 mil 781 pesos y con ahorro voluntario aumentaría su retiro y recibiría 18 mil 729 pesos.