Economía

¿Las ‘Nenis’ deben pagar impuestos o informar al fisco?

Expertos indican que si estas mujeres obtienen ingresos consecutivos de vender por internet o redes sociales deberían darse de alta al SAT y presentar declaración anual.

La pandemia orilló a muchas mujeres madres de familia a buscar ingresos que compensaran los recortes salariales. Una forma de obtener recursos fue la venta de productos por Internet o a través de redes sociales, lo que detonó un fenómeno denominado ‘Nenis’, acrónimo que significa Nuevas Emprendedoras de Negocios por Internet.

Los expertos señalan que la Constitución establece la obligación de pagar contribuciones cuando los ingresos provengan de una actividad empresarial, profesional o comercial, por lo tanto, si las Nenis obtienen ingresos consecutivos de esa actividad, deberían darse de alta al SAT y presentar declaración anual si es el caso.

Guillermo Mendieta, integrante de la Comisión Técnica de Auditoría Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, indicó que, si bien el esquema que usan las Nenis para vender en Facebook Marketplace o WhatsApp carece de un marco legal específico, al obtener ingresos permanentes, las personas deberían inscribirse en el RFC.


Sugirió a las Nenis alinearse al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) o darse de alta como persona física con actividad empresarial, ya que en algunos casos los negocios ya son de un nivel de Pyme.

“Los ingresos de las Nenis son susceptibles de pagar impuestos. Aunque a la fecha Facebook, Instagram o WhatsApp escapen de algún régimen fiscal específico, sí existiría la obligación de pagar impuestos y/o declarar porque son actividades comerciales”, sostuvo.

Mario Beltrán, socio de GVA Consultoría y Capacitación, apuntó que las Nenis que vendan sus productos a través de Mercado Libre o Amazon ya están en un régimen fiscal que es el de plataformas digitales, en el cual esta hace las retenciones correspondientes, pero no aplica para plataformas como Facebook o WhatsApp.

“Las Nenis venden su producto en Facebook o WhatsApp y luego entregan el producto en un punto medio. No hubo un intermediario tecnológico y por eso escapan de las plataformas tecnológicas”, refirió.