Economía

El coche ‘de tus sueños’ sigue subiendo de precio... y el acero del que está hecho es el culpable

El aumento de los precios del cobre, acero y aluminio, esenciales para los fabricantes de automóviles, responde al incremento en los costos de automóviles.

Los coches vuelven a estar de moda gracias a la pandemia. También se están volviendo más caros gracias al, en parte, aumento de los precios de las materias primas.

Muchos de los ingredientes esenciales para los fabricantes de automóviles, como el cobre, el acero y el aluminio, están alcanzando o acercándose a niveles récord este año, ya que la oferta rezagada no puede mantenerse al día con la demanda impulsada por los estímulos. El Bloomberg Commodity Spot Index saltó a su nivel más alto desde 2011, con los metales subiendo un 21 por ciento en lo que va del año.

Si el rally actual se transforma en un superciclo, el aumento de los precios de los automóviles podría presagiar inflación en todos los ámbitos. Los analistas de JPMorgan Chase estiman que el precio de las materias primas de un automóvil ha subido un 83 por ciento en el año hasta marzo.

Esas piezas generalmente representan alrededor del 10 por ciento del costo de construir un vehículo, lo que significa que el precio de un automóvil de 40 mil dólares tendría que aumentar un 8.3 por ciento para compensar el repunte, escribieron los analistas del banco.

“Definitivamente estamos sintiendo el viento en contra de las materias primas”, dijo Jim Farley, director ejecutivo de Ford Motor., la semana pasada. “Estamos viendo inflación en una variedad de partes de nuestra industria, de formas que no habíamos visto en muchos años”.

Los fabricantes de automóviles suelen tener dificultades para traspasar los costos más altos, pero la demanda está en auge a medida que las principales economías reabren y muchos consumidores continúan evitando el transporte público. La escasez mundial de semiconductores también está inhibiendo la producción, manteniendo el inventario ajustado y haciendo subir los precios de los vehículos.

En los EU, La oferta de automóviles es tan limitada que las empresas de alquiler están recurriendo a la compra de vehículos usados en subastas en lugar de nuevos.

El principal contribuyente al aumento de los costos de los productos básicos que afecta a la industria es el acero necesario para los chasis, los motores y las ruedas. El reciente repunte del metal ha batido récords ya que China, con mucho el mayor productor, tomó medidas para frenar la producción.

El auge de los precios del cobre se suma a los costos de los vehículos eléctricos justo cuando la industria implementa una transformación energética para cumplir con estándares de emisiones más estrictos. Los vehículos eléctricos usan casi 3 1/2 veces más cobre que los que consumen mucha gasolina debido a la mayor cantidad de cableado en el interior, según la consultora Wood Mackenzie.

Los autos regresan, y eso significa quemar más petróleo

Los aumentos pueden afectar a fabricantes de automóviles como Tesla Inc. y Volkswagen, que están tratando de hacer que los vehículos eléctricos sean más competitivos en precio que los automóviles tradicionales.

También pueden alentar a los fabricantes de automóviles a explorar químicas alternativas para sus baterías de vehículos eléctricos. La mayoría de las células utilizan alguna combinación de litio, cobalto y níquel, que han aumentado un mínimo del 47 por ciento cada una en los últimos 12 meses.

Ford y BMW estuvieron entre los que invirtieron 130 millones de dólares este mes en la puesta en marcha de baterías Solid Power Inc., que está trabajando en celdas que eliminarían la necesidad de esos metales, lo que provocaría una disminución de 10 veces en los costos de las unidades de energía.

“Están buscando distribuir ese riesgo”, sostuvo Caspar Rawles, jefe de evaluación de precios y datos de Benchmark Mineral Intelligence. “No hay cobertura para el litio o el cobalto”.

BMW espera vientos en contra del aumento de los precios de las materias primas de hasta mil millones de euros (1.2 mil millones de dólares) para el año, apuntó el viernes el director financiero, Nicolas Peter, durante una sesión informativa de resultados. El fabricante de automóviles de lujo destacó el rodio, el acero y el paladio como preocupaciones especiales en los próximos meses.

A largo plazo, BMW está trabajando para estar menos expuesto a la reducción de precios en materias primas clave. A partir de 2025, el fabricante de automóviles planea producir vehículos con una nueva arquitectura que permitirá el reciclaje de materiales como acero, aluminio y plásticos para fabricar automóviles nuevos.

“Estamos buscando asociaciones” para perfeccionar las tecnologías necesarias, señaló el CEO de BMW, Oliver Zipse.

El fabricante de Jeep Stellantis - formado a partir de la fusión de Fiat Chrysler y PSA - dijo que necesitaba recuperar algunos de sus costos más altos, y el mercado es de apoyo, hasta ahora.

“Es difícil imaginar un mejor entorno con el que pasar el impacto del impacto de la oferta y la inflación de precios a los consumidores que están haciendo fila para recibir su nuevo automóvil del transportista”, escribieron los analistas de Morgan Stanley en una nota. “Es un mercado de vendedores de automóviles”.