Un superhéroe improbable llamado Julian Edelman
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Un superhéroe improbable llamado Julian Edelman

COMPARTIR

···

Un superhéroe improbable llamado Julian Edelman

Edelman ha sabido adaptarse a las circunstancias de su vida hasta convertirse en uno de los mejores jugadores de la NFL

Por Alfonso Mancilla.
05/02/2019
Julian Edelman fue nombrado el Jugador Más Valioso.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

“Fue realmente un tiempo de prueba, de no vencerse y seguir luchando para demostrar”, expresó Julian Edelman, Jugador Más Valioso del Super Bowl LIII, sobre los retos que enfrentó en su carrera en las últimas dos campañas de la NFL.

El 25 de agosto de 2017, en la penúltima semana de pretemporada, el receptor de los Patriotas de Nueva Inglaterra comenzó uno de los periodos más duros que le han tocado en su vida.

Aquella noche salió del encuentro ante los Leones de Detroit a causa de una lesión en el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, la cual le impidió jugar durante toda la temporada 2017.

Peor aún, a unos días del arranque de la temporada 2018, sufrió otro duro golpe al saber que la Liga había decidido suspenderlo durante los primeros cuatro juegos de la campaña tras dar positivo en un examen de dopaje.

Así, ambos fueron sólo un par de capítulos de la improbable historia de Edelman, quien pese a que su físico y talento parecían no ser suficientes para brillar en la NFL, calló bocas con base en la perseverancia.

“Un periodista de Dallas me dijo que observara a Julian cuando jugaba en la Universidad”, recordó Bill Belichick, head coach de Nueva Inglaterra, durante la conferencia en la que acompañó al receptor a recibir su reconocimiento como MVP.

“Julian personifica la ética de trabajo, la tenacidad, la resistencia mental, la resistencia física, la determinación y la voluntad, y una capacidad extraordinaria para realizar bajo presión”.

Fue así que los Patriotas lo seleccionaron con el penúltimo turno del Draft de 2009, sabiendo que tendrían que buscarle una posición, pues no le alcanzaría para ser quarterback, posición en la que se había desempeñado en el futbol americano colegial.

Aprendiendo de receptores como Randy Moss o Wes Welker, Edelman elevó su nivel a un grado tal que tras su jornada en el Super Bowl LIII ahora suma 115 recepciones y mil 412 yardas por recepción, con lo que ocupa el segundo lugar en la historia de los playoffs.

“Siempre tuve el ejemplo de trabajo del coach Belichick. No importa cuántos títulos hubiera ganado, siempre lo veía a las 10 de la noche preparando el siguiente partido”, agregó Edelman antes de viajar a Orlando, en donde fue la estrella del tradicional desfile en Disney World.