Sin pretextos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sin pretextos

COMPARTIR

···

Sin pretextos

Con Ezekiel Elliott de regreso, no hay pretextos, los Cowboys deben estar en playoffs y pelear por el Super Bowl.

Por Pablo Viruega / ESPN
04/09/2019
La presencia de Elliott con los Cowboys lo convierte en un contendiente al Super Bowl.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Ezekiel Elliott logró convencer a la organización de los Cowboys para que le extendieran un contrato y lo convirtieran en el corredor mejor pagado de la NFL con un contrato por seis temporadas, 90 millones de dólares y una suma asegurada de 50 millones, misma que supera los 45 de Todd Gurley. Jerry Jones cedió y Elliott ganó. Ahora no hay pretextos.

En una negociación siempre se busca que ambas partes salgan ganadoras. De primera instancia vemos como triunfador a Elliott, quien con dos años de contrato restante estuvo en paro laboral, sin presentarse al campo de entrenamiento, hasta que llegara la oferta que lo ligará al equipo hasta el 2026. Pero, ¿Jerry Jones es el gran perdedor? No lo veo así. Jones sabe que si quiere pelear por un Super Bowl necesita a Elliot en el roster por mucho que haya dicho al inicio de la pretemporada que no necesitaba a un gran corredor para ser Campeón. Algo he aprendido en mis más de 20 años de carrera en los medios, no creas todo lo que dicen en las conferencias de prensa.

La presencia de Elliott con los Cowboys lo convierte en un contendiente al Super Bowl, porque quizás desde que ganaron esos tres títulos a principios de los 90 no han tenido un roster con tanto talento y juventud. ¡ALTO! No estoy diciendo que este equipo sea mejor que aquel que ganó tres Super Bowls.

Elliott le da una mayor dimensión a la ofensiva de los Cowboys, Dak Prescott tiene más tiempo para lanzar el balón y puede ser más certero en sus envíos, ya que el juego terrestre abre las opciones para cualquier quarterback y puede atacar con todas sus armas, sin que éstas sean las mejores de la NFL. Prescott se acercó al 70 pro ciento de sus pases completos con la presencia de Elliott en el backfield, pero cuando no contó con el número 21 en el campo, su porcentaje de pases completos apenas superó el 55 por ciento. La defensiva es otra que se ve beneficiada, porque al correr el balón se consume tiempo de posesión en favor de la ofensiva de Dallas, por lo que la defensiva pasa más tiempo en la banca y está más descansada. Siempre será más desgastante reaccionar (defensiva) que accionar (ofensiva).

Dallas tiene la pieza que le hacía falta al inicio de la pretemporada para aspirar al Super Bowl. El año pasado llegaron hasta el Juego Divisional y fueron eliminados por los Rams, por lo que este año deberían alcanzar, al menos, esa misma instancia. Pero, primero tienen que ganar su División, y es ahí, donde tendrán el primer obstáculo.

Dallas tiene un equipo con una gran línea ofensiva, donde le acaban de extender el contrato, al tackle ofensivo, La'el Collins. Los Cowboys es uno de los equipos de la NFL que más gasta en este departamento y se entiende porque hay que abrirle huecos a Ezekiel, además de que es la base de toda ofensiva y Prescott la necesita. En la defensiva tienen un roster de juventud y con gran talento, mismo que el año pasado en gran parte de la temporada mantuvo al equipo.

En esa misma división están los Eagles, un equipo que tiene un gran roster, gran quarterback con Carson Wentz (sufre de lesiones) y un gran coach, con Doug Pederson. Estos dos últimos argumentos son suficientes para pensar que se pueden llevar el Este de la NFC.

Dallas lo veo como un equipo comodín, es más, quizás con una marca que bien podría ser de Campeón de la División y de igual forma lo veo como un contendiente al Super Bowl en la NFC, pero tengo otros candidatos como Saints, Rams, Bears y Eagles antes que los Cowboys. El punto pasa por el entrenador. Los cuatros equipos antes mencionados tiene mejor head coach que los Cowboys con Jason Garrett.

Jerry Jones no tenía otra opción, él sabía que de no firmar a Elliott la temporada estaba perdida, que el equipo competiría, pero con riesgo de no llegar a los playoffs, porque Dak Prescott aún no puede llevar por sí sólo al equipo a los niveles que pueden alcanzar con Elliott como corredor.

Con Ezekiel Elliott de regreso, no hay pretextos, deben estar en playoffs y pelear por el Super Bowl.

Dak Prescott es el remolque y Ezekiel Elliott el motor de este tráiler que se llama Dallas Cowboys.