menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Por qué deberías ver el Monday Night Football que se disputa en el Estadio Azteca?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Por qué deberías ver el Monday Night Football que se disputa en el Estadio Azteca?

bulletAunque no seas un experto, el partido de este lunes por la noche en el Estadio Azteca entre Los Ángeles y Kansas es un espectáculo digno de disfrutarse.

Redacción
18/11/2019
Actualización 18/11/2019 - 18:20
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Estadio Azteca será sede este lunes del Monday Night Football de la semana 11 de la NFL, un encuentro que no te puedes perder por el momento que viven ambos equipos, además el espectáculo representa un duelo estelar de la semana y se trata de uno de los pocos partidos de temporada regular que se juegan fuera de EU.

El partido se llevará a cabo a las 19:15 horas entre los Cargadores, de Los Ángeles y los Jefes, de Kansas City. Ambos equipos tienen aspiraciones de acceder a los playoffs y se espera que el duelo esté lleno de emociones.

A continuación te decimos por qué será un espectáculo digno de verse, incluso aunque no seas un gran fanático del deporte de las 'tackleadas':

El partido que concluirá la semana 11 de la temporada 2019 de la NFL tendrá un mano a mano a dos quarterbacks de alto nivel: Philip Rivers por LA y Patrick Mahomes por Kansas.

El primero es un veterano con credenciales de élite. Es uno de los top 10 históricos en yardas por aire y pases de anotación junto con leyendas como Brady, Manning, entre otros.

Por su parte, Patrick Mahomes fue el MVP de la temporada 2018 y tiene un brazo poderoso digno de convertirlo en una de las leyendas del emparrillado.

Mahomes se perdió dos partidos debido a una dislocación de la rótula y regresará con los Jefes este lunes.

Philip Rivers, un veterano mariscal de campo con posibilidades de convertirse en miembro del Salón de la Fama, estará en el césped del ‘Coloso de Santa Úrsula’ ante los fanáticos mexicanos.

Y esto se vuelve un ingrediente especial del juego ya que no todos los días se puede ver a un jugador de ese calibre en persona.

De acuerdo con datos de ESPN, Phillip Rivers está en el sexto lugar de todos los tiempos en yardas aéreas con 57 mil472 detrás de Dan Marino (61 mil 361), Brett Favre (71 mil 838), Peyton Manning (71 mil 940), Tom Brady (73 mil 50) y Drew Brees (75 mil 505).

También, de acuerdo con el medio especializado, tiene 388 pases de touchdown en su carrera, sexto lugar histórico detrás de los mismos nombres.

Además de Rivers, otras ‘leyendas’ del emparrillado han pisado la cancha del Azteca, como Troy Aikman, John Elway y Dan Marino además de Peyton Manning y Tom Brady.

Desde 1970 los fines de semana de NFL terminan con el partido que, a consideración de la liga, es el de mayor intensidad. A dicho evento que concluye con las actividades de cada semana en el futbol americano se le conoce como Monday Night Football.

Esta será la segunda ocasión en la historia que un juego de lunes por la noche o Monday Night Football que se juega fuera de Estados Unidos. La primera vez que eso sucedió fue en noviembre de 2016 cuando Texanos de Houston y Raiders de Oakland disputaron un MNF también en el Estadio Azteca.

Si el Azteca fuera un estadio de la NFL estaría entre los más grandes de la liga. Actualmente el escenario con mayor aforo de la liga es el AT&T Stadium, capaz de albergar a 108 mil personas.

De acuerdo con el sitio oficial del Estadio Azteca, el inmueble tiene una capacidad para 87 mil personas en tribuna.

El Azteca ha sido escenario de momentos históricos del deporte. En cuanto a futbol americano, el Azteca ha sido escenario de diversos partidos con jugadores legendarios entre sus filas. En 1997 se disputó un duelo amistoso entre Delfines de Miami y Broncos de Denver con Dan Marino y John Elway enfrentándose.

Tres años después, Peyton Manning se metió al ‘Coloso de Santa Úrsula’ para jugar con los Colts de Indianápolis ante los Acereros de Pitsburgh.

En el 2001, Jerry Rice jugó con los Raiders de Oakland un partido de pretemporada en el Azteca ante los Vaqueros de Dallas.

Tom Brady, el quarterback más ganador de la historia, se presentó en el Azteca en 2017 para vencer a los Raiders en juego de temporada regular.

Con una renovada superficie, el 'Coloso de Santa Úrsula' recibirá el cuarto partido de temporada regular en su historia. El año pasado, la NFL tenía programada una visita para un partido entre Chiefs y los Rams de Los Ángeles, pero las pobres condiciones del césped del estadio Azteca forzaron a la liga a tomar la decisión de mudar el encuentro de regreso al Coliseum de Los Ángeles.

El de hoy será un duelo directo en la división oeste de la Conferencia Americana, ¿qué significa?

Para acceder a los playoffs, los equipos de la NFL disputan partidos contra diversos rivales pero al final se determina quién accede a la siguiente ronda de acuerdo a su récord de partidos ganados y perdidos. Los equipos están divididos en dos conferencias, que a su vez se dividen en cuatro divisiones.

Cargadores y Jefes pertenecen a la misma división, la del oeste de la Conferencia Americana. Por eso, cuando dos equipos de la misma división se enfrentan, se juegan más que una victoria ya que el resultado impacta de manera directa en sus posibilidades de hacerse del primer lugar de su división y afectar al récord de su rival directo. Por ello, los duelos divisionales suelen ser electrizantes.

Hasta el momento, los Jefes de Kansas lideran su división con 6 ganados y 4 perdidos mientras que los Cargadores se ubican en el tercer puesto del sector con marca negativa de 4 triunfos y 6 derrotas.