Phil Mickelson rompe sequía de 5 años y gana el WGC-México Championship
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Phil Mickelson rompe sequía de 5 años y gana el WGC-México Championship

COMPARTIR

···
menu-trigger

Phil Mickelson rompe sequía de 5 años y gana el WGC-México Championship

bulletUn lustro sin triunfos para Phil Mickelson concluye en el WGC-México Championship.

Alain Arenas
05/03/2018
Actualización 05/03/2018 - 1:23
El estadounidense se convirtió en el más veterano en ganar uno de los cuatro torneos que integran los WGC.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Phil Mickelson tardó cinco años y 96 torneos en agregar un título más a su palmarés. El miembro del Salón de la Fama de Golf se consagró campeón del World Golf Championships-México Championship, que significó el número 43 de su carrera y con el que se reafirmó como el segundo jugador más ganador desde la década los años 90, sólo por debajo de Tiger Woods (79).

El estadounidense se convirtió en el más veterano en ganar uno de los cuatro torneos que integran los WGC, a sus 47 años, 8 meses y 16 días. Superó a Vijai Singh, quien se coronó en el WGC-Bridgestone del 2008 con 45 años, 5 meses y 12 días. También fue el más veterano en disputar el certamen mexicano.

“Pasó un largo tiempo desde mi última victoria”, mencionó tras concluir su participación. “Había jugado muy bien las últimas semanas, pero no había ganado. Es indescriptible levantar el trofeo y más aún compartirlo con mi familia, después de los momentos difíciles que viví estos cinco años”.

Mickelson sufrió para alcanzar el triunfo. Arrancó la ronda final dos golpes debajo del líder Shubhankar Sharma, pero consiguió cuatro birdies en los primeros seis hoyos para mantener vivas sus esperanzas de ganar el título. La cuarta y última ronda del día se le complicó cuando Justin Thomas concretó un eagle en el último hoyo. Mickelson estaba por debajo dos golpes a falta de cinco hoyos.

Reaccionó a tiempo y consiguió birdies consecutivos en el 15 y 16, que lo llevaron a firmar tarjeta de 16 golpes bajo par, con lo que empató a Thomas y forzó el desempate. Un buen tiro de acercamiento suyo se conjuntó con una mala ejecución de su rival en el green, por lo que pudo llevarse su sexto diploma en lo que va de la década.

Mickelson comparó su nivel de juego con el que tuvo al inicio del año 2000, en el que vivió el mejor momento de su carrera. Señaló que actualmente su buen juego en el green le permitió terminar por cuarto torneo consecutivo entre los mejores 10 golfistas. La última vez que esto sucedió fue en 2005, aunque en aquella ocasión obtuvo dos triunfos (Phoenix Open y AT&T Pebble Beach Pro-Am).

Pese a concluir en el segundo sitio, Justin Thomas alargó su buen momento. La semana pasada ganó el Honda Classic y actualmente lidera el ranking para calificar a la Copa FedEx, sistema de playoffs que reúne a los 125 mejores jugadores de la gira PGA. Thomas es el campeón defensor del certamen.

“Cuando vi el tiro final de Mickelson deseé que se hubiera ido por un lado”, dijo el también estadounidense, tercero del ranking mundial. “Así me hubiera sentido menos mal conmigo. Estoy decepcionado, después del buen torneo que realicé”.

Sharma, quien terminó en noveno puesto con 10 golpes bajo par, fue la sorpresa del WGC-México Championship. Lideró la ronda dos y tres, pero no pudo mantener el liderato en la final. El jugador de 21 años fue el jugador más joven del torneo y nunca había participado en uno de la gira PGA. En 2013 estaba colocado en el puesto 1,508 de la clasificación mundial y actualmente se encuentra en el 75.

El hindú no conocía a Mickelson antes del torneo y sostuvo que compartir el grupo puntero en la ronda final del WGC-México Championship le hizo el día, pese al mal desempeño que tuvo ayer. “Antes lo veía por televisión y jugar con él fue un sueño”.

Dustin Johnson –líder de la clasificación mundial– finalizó con trajeta de 12 golpes bajo par en el séptimo puesto. Se mantendrá como número uno del listado, debido a que Jon Rahm concluyó con seis golpes menos, en el sitio 20.

Jhonattan Vegas y Abraham Ancer –únicos golfistas latinoamericanos– terminaron el torneo con 6 golpes bajo par y tres por arriba, respectivamente.