El triste final de Julen Lopetegui en el Real Madrid
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El triste final de Julen Lopetegui en el Real Madrid

COMPARTIR

···

El triste final de Julen Lopetegui en el Real Madrid

Solari sustituye a Lopetegui en un debilitado y desesperado banquillo madridista.

Redacción
29/10/2018
Actualización 30/10/2018 - 4:50
El DT del Real Madrid.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Fue mucho lo que tuvo que soportar Julen Lopetegui en tan poco tiempo como responsable de una de las bancas más exigentes del mundo del futbol. Fueron muchos los motivos que orillaron a la directiva a exigirle su renuncia. La derrota, estrepitosa y humillante, del domingo pasado ante el Barcelona -que jugó el clásico sin su astro Lionel Andrés Messi- fue la daga final que acabó con la efímera carrera del míster al frente del cuadro blanco.

Mal empezó el camino del estratega que salió por la puerta de atrás de la Selección española cuando la prensa hizo público su fichaje por el Madrid días antes del comienzo de la fase final de la Copa del Mundo Rusia 2018. El despido fue automático y sin miramientos. Ya instalado en la dirección técnica del Madrid, las dudas no hicieron más que crecer sobre su verdadero futuro, después de un exitoso pasado de Zinedine Zidane en la Champions League. El listón quedó muy arriba para el nuevo técnico, cuyas habilidades en el manejo del esquema dejaron mucho que desear desde el debut en la Liga, en cuyo calendario no gana desde el 22 de septiembre, cuando venció al Espanyol.

Hubo malos ratos desde entonces: derrotas ante el Sevilla, el Alavés y el Levante. Solamente pudo empatar con el Atlético de Madrid, que tampoco pasa por buen momento. La paseada del Barcelona fue letal. Lopetegui no había podido meter las manos y defender un poco de la dignidad que le exigía el reto. El cuadro blaugrana sabía que el Madrid estaba herido y que una de las causas de ese sufrimiento era la falta de pericia del cuestionado técnico, de 52 años. Y con un Luis Suárez de capataz logró el decoroso diploma del orgullo.

“La Junta Directiva ha acordado resolver el contrato que vinculaba al entrenador Julen Lopetegui con el club”, sostuvo el Real Madrid en un comunicado.

“Esta decisión tiene como fin cambiar la dinámica en la que se encuentra el primer equipo, cuando aún son alcanzables todos los objetivos de esta temporada. (Lopetegui)será sustituido provisionalmente por Santiago Solari, quien dirigirá al primer equipo a partir de mañana (hoy)”.

El Real Madrid ha optado por tomarse un analgésico para la pulmonía. Ante la falta de acuerdo con el italiano Antonio Conte, quien parecía la firme respuesta del presidente Florentino Pérez, la institución ha preferido poner pies de plomo y ha nombrado como provisional al responsable de la cantera, Santiago Solari, de 42 años, quien desde 2016 es encargado del banquillo del Castilla de la Segunda División B, como lo fue el mismo Zinedine Zidane. Solari, surgido de las fuerzas básicas de River Plate, de Argentina, ocupará el cargo de Lopetegui por dos semanas y dirigirá la plantilla en el próximo duelo de la Copa del Rey en Melilla.

El técnico provisional sabe cómo se mueven las cosas en el Bernabéu, pasó cinco temporadas en uno de los grandes colectivos blancos: aquel cuadro galáctico que ganó siete diplomas en ese espacio de tiempo: dos Ligas y una Champions. Solari, nacido en 1976 en Rosario, llegó al Real Madrid como sobreviviente de un Atlético que se hundía en la Segunda División. También ha sido responsbale de las categorías juveniles de un club que, por ahora, no parece confiar cabalmente en su juventud. Conte sigue siendo la opción más sincera de la directiva.