Deportes

La Premier League perderá 1,300 mdd en ingresos por pandemia de COVID-19, estiman expertos

La mitad de ese 'golpe' vendrá del reembolso de dinero a medios, juegos a puerta cerrada y reducción de contratos comerciales, según un estudio de Deloitte Sports Business Group.

La Premier League sufrirá un golpe estimado de mil millones de libras (o mil 300 millones de dólares) por la crisis del coronavirus. Estadios vacíos y persistentes temores por la seguridad aguardan a sus clubes mientras estos se preparan para reiniciar la temporada.

La Premier League lleva suspendida desde mediados de marzo y se espera que tres meses sin futbol en directo afecten significativamente los ingresos para el año fiscal 2019/2020, según un análisis anual del deporte llevado a cabo por Deloitte Sports Business Group, publicado este jueves.

Reembolsos a los medios, una reducción en la venta de entradas por los juegos a puerta cerrada y la reducción de los contratos comerciales resultarán en unas pérdidas de ingresos de 500 millones de libras, según Deloitte. Otros 500 millones de libras se aplazarán para el siguiente año financiero.

Se prevé que la liga reanude su actividad el próximo 17 de junio y los juegos serán transmitidos en directo en Reino Unido por Sky Sports, BT Sport, BBC Sport y Amazon Prime. Los seguidores de sus 20 clubes no podrán asistir a los estadios por razones de salud y seguridad, como ha sido el caso en Alemania.

"El éxito del regreso de cada liga, y la fortaleza de la relación con cada uno de los grupos mediáticos y los socios comerciales, tendrá un impacto potencialmente significativo y duradero en la fortaleza financiera de los clubes y ligas", consideró Dan Jones, socio y jefe del Grupo de Negocio Deportivo de Deloitte.

Con ingresos de 5 mil 200 millones de libras en 2018/2019, la Premier League es la competencia de futbol más rica de Europa y continúa atrayendo el interés de compradores extranjeros. La liga está en proceso de decidir si aprueba una adquisición de 300 millones de libras del Newcastle, uno de los equipos con más aficionados del país, por un consorcio liderado por el Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita.

A pesar de la rápida recuperación de las finanzas, la pandemia del COVID-19 podría obligar a los clubes de Reino Unido a reevaluar el control de costes y centrarse en la estabilidad a largo plazo, según Jones.

"Las decisiones que se tomen ahora determinarán si la temporada 2019/20 se ve en el futuro como el final de una época dorada o el comienzo de una nueva era mejor y más fuerte", señaló.