menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La historia detrás del partido que Roger Federer jugará en México

COMPARTIR

···
menu-trigger

La historia detrás del partido que Roger Federer jugará en México

bulletEl suizo ‘partirá plaza’ este sábado en nuestro país en un duelo amistoso contra el alemán Alexander Zverev, encuentro que se ‘fraguó’ desde meses antes.

Diego Caso
22/11/2019
Roger Federer jugará en la Plaza de Toros México el 23 de noviembre como parte de su gira 'The Greatest Match'.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Este sábado, una especie diferente de ‘matador’ estará en el ruedo de la Plaza de Toros México: Roger Federer.

No lucirá el típico traje de luces, sino el uniforme de la marca japonesa Uniqlo, con la que firmó un contrato de 300 millones de dólares en 2018; en lugar de espada y muleta, sus manos sostendrán la Pro Staff RF97 Autograph de Wilson, y enfrente, en lugar de un toro de lidia, tendrá a Alexander Zverev, uno de los pocos jugadores del circuito de la ATP que puede presumir un récord positivo ante al que muchos consideran el mejor tenista de todos los tiempos.

‘Su majestad’, quien ostenta 20 títulos de Grand Slam, pisa este fin de semana la capital del país para jugar ‘The Greatest Match’, un partido de exhibición que es parte de una gira que lo ha llevado a Chile, Argentina y Colombia (y con una parada extra en Quito, Ecuador, programada para el próximo domingo).

Esta gira por Sudamérica ‘jugó’ a favor del hombre que ha buscado traer a Federer a México desde hace más de cinco años para jugar el Abierto Mexicano de Tenis.

“Tenemos una relación muy buena con su agente, que se llama Tony Godsick, desde hace muchos años; hemos estado de manera muy terca y yo creo a veces hasta obsesiva preguntando ‘¿Cuándo viene a Acapulco? ¿Cuándo lo podemos tener?’”, platicó Raúl Zurutuza, director general de Mextenis y del Abierto Mexicano de Tenis, a El Financiero.

El equipo de Federer contactó al de Zurutuza en mayo, cuando se encontraban preparando la gira del suizo por Latinoamérica. Una reunión en julio pasado, durante el torneo de Wimbledon, aclaró algunas dudas y allanó el camino para que en agosto ambas partes cerraran el acuerdo que traería a Federar a ‘tierra azteca’.

“Pensaron en nosotros, por lo cual estamos muy agradecidos. Nos llamaron y nos pusimos a trabajar”, agregó.

Y en esas labores entró el escoger el inmueble que acogería el partido de exhibición. Para Zurutuza, la Plaza de Toros México fue la opción ‘natural’ para el encuentro debido a un factor fundamental: la accesibilidad de precios para el público.

“Nos permitía meter muchos boletos a un precio razonable y dar esta oportunidad a la gente de que pudiera venir a ver jugar a Federer”, explicó.

Y es que de las más de 41 mil entradas vendidas para el partido, 20 mil fueron ofrecidas a un precio de 450 pesos más la comisión de la empresa encargada de la venta de las entradas, Superboletos. La otra mitad de los boletos, cuyos precios fueron desde los 2 mil 500 a los 9 mil 500 pesos, fue pensada más para el tema del financiamiento.

Zurutuza detalló que de haber llevado el evento a otros inmuebles, como la Arena Ciudad de México o el Palacio de los Deportes, hubiera provocado que los boletos tuvieran un precio “exorbitante” y arriesgado la viabilidad financiera del partido.

“Creo que hicimos lo correcto. Solamente esperamos que ‘Tláloc’ no aparezca y nos vamos a divertir mucho. Creo que este hombre se la va a pasar muy bien y, sobre todo, que la gente se irá con un sabor de boca muy padre de este inmueble”, indicó.

Si al actual número 3 del mundo en el ránking de la ATP le gusta el evento, habrá una oportunidad sólida de traerlo de vuelta, aunque, para ello, el partido del sábado debe ser un éxito.

“Son cosas que hemos estado ‘peloteando’ en el equipo y vamos a ver hasta dónde llegamos. Tenemos que pasar esta primera prueba el sábado y estoy seguro que nos va a ir muy bien y ya de ahí partimos”, apuntó Zurutuza.

Por parte de Federer existe un compromiso claro por ofrecer un buen espectáculo. Si bien tendrá una agenda bastante apretada en la Ciudad de México previo a su partido –una conferencia de prensa a las 9:30 horas, seguida de compromisos con patrocinadores–, el suizo fue claro: no quiere defraudar al público en la exhibición.

“Una de las cosas que a mí en lo personal y al equipo nos gustó fue que él fue muy claro en el sentido de que venía a jugar tenis y no quería quedar mal con el público y nos pidió dos horas para entrenar por la mañana”, contó.

El público que asista a 'The Greatest Match' podrá empezar a ingresar a la Plaza de Toros a partir de las 15:00 horas. Se espera que a las 17:00, los gemelos Mike y Bob Bryan se enfrenten a la dupla de Santiago González y Miguel Ángel Reyes-Varela en un duelo Estados Unidos vs México, para que dos horas después llegue el 'plato fuerte' del evento: el partido entre Federer y Zverev.