menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gravedad cero: así entrenó el equipo Red Bull F1 para cambiar los neumáticos en 1.82 segundos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Gravedad cero: así entrenó el equipo Red Bull F1 para cambiar los neumáticos en 1.82 segundos

bulletDurante el GP de Brasil, el equipo logró un pit-stop de 1.82 segundos cuando el holandés Max Verstappen se detuvo a hacer un segundo cambio de neumáticos.

Notimex
21/11/2019
Actualización 21/11/2019 - 19:34
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Durante la temporada 2019 de Fórmula 1 el equipo Red Bull impuso tres veces el récord de cambio de neumáticos más rápido en la historia. ¿Cómo lo logró?

La escudería realizó un entrenamiento con una parada a pits con gravedad cero. El equipo austriaco hizo el reto con el monoplaza RB1 2005 en las instalaciones del Centro de entrenamiento de cosmonautas Yuri Gagarin en Star City, donde tuvo el respaldo de la agencia espacial rusa Roscosmos.

Los resultados fueron claros: Primero con un cambio de llantas de 1.91 segundos en el Gran Premio de Gran Bretaña, con el auto del francés Pierre Gasly. Después, en el Gran Premio de Alemania, el equipo hizo el cambio de neumáticos en 1.88 segundos, mientras que en el Gran Premio de Brasil, en el vehículo del holandés Max Verstappen el trabajo de Red Bull fue veloz con un pit stop récord de 1.82 segundos.

Durante una semana, 16 integrantes del equipo de trabajo de boxes tomó un curso intensivo de entrenamiento para asumir el reto en una altitud de 33 mil pies a bordo del avión de entrenamiento de cosmonautas, Ilyushin Il-76 MDK.

El desafío Zero-G se llevó a acabó en el fuselaje del avión junto con el auto y un equipo de filmación de 10 personas.

“Cada vuelo consistió en una serie de parábolas con el avión subiendo en un ángulo de 45 grados para luego caer en un arco balístico y producir un periodo de ingravidez de 22 segundos antes de la próxima escalada”, detalló el equipo.

De tal manera que la labor tenía que ser exacta, ya que una vez pasados los 22 segundos el peligro aparecía pues todo regresaba a su normalidad y el monoplaza, de 400 kilos, junto a los neumáticos, podían caer de cierta altura en cualquier momento.

Cada sesión o intento de cambio de llantas tuvo una duración de 15 segundos en lo que fue un gran reto con cero gravedad.

El equipo Red Bull logró en 1.82 segundos el cambio de neumáticos en pits más rápido en la historia de la Fórmula 1, cuando Max Verstappen se detuvo a su segundo cambio de llantas. Verstappen ganó la carrera.