Garry Kasparov, a 22 años de perder una partida de ajedrez contra una IBM: 'Ganó la humanidad'
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Garry Kasparov, a 22 años de perder una partida de ajedrez contra una IBM: 'Ganó la humanidad'

COMPARTIR

···

Garry Kasparov, a 22 años de perder una partida de ajedrez contra una IBM: 'Ganó la humanidad'

Kasparov fue campeón mundial de ajedrez durante 15 años consecutivos. A pesar de todas sus victorias, perder contra la computadora Deep Blue lo llevó al reconocimiento mundial... y a la inteligencia artificial al siguiente nivel.

Uriel Blanco
14/06/2019
Garry Kasparov tiene ahora 56 años de edad; se coronó campeón mundial de ajedrez por primera vez a los 22 años.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Garry Kasparov entra en el grupo de los más dominantes de cualquier disciplina en la historia. Su historia cuenta con varios logros: campeón de ajedrez en la URSS a la edad de 12 años en la categoría de ‘menos 18’; campeón mundial a los 17 años en la división de ‘menos 20’; y campeón mundial absoluto durante 15 años consecutivos, de 1985 al 2000.

A pesar de que la ventaja contra sus competidores fue clara durante mucho tiempo, una derrota contra la computadora Deep Blue, de IBM, es quizá su encuentro más recordado y, como él mismo dijo en entrevista con El Financiero, trasciende más allá del fracaso deportivo: significa ahora un gran salto para la humanidad y para la inteligencia artificial (IA).

Deep Blue fue creada para jugar ajedrez de forma altamente competitiva contra un humano: el entonces campeón mundial Garry Kasparov. Esta computadora se enfrentó al jugador de origen soviético en dos ocasiones. La primera fue en 1996 y la segunda en 1997.

Kasparov ganó a Deep Blue en el encuentro de 1996. Se jugaron seis partidas de ajedrez: el campeón mundial ganó tres y perdió una, mientras que el resto fueron empates.

El partido de 1997 es del que Kasparov sigue sin escaparse. De igual forma, seis partidas: tres empates, una victoria para el soviético y dos juegos a favor de la ‘supercomputadora’ Deep Blue.

“(En 1997) hubo ciertas reglas que no fueron justas para un jugador humano. Si (Deep Blue) se trataba de un experimento, ellos (IBM) no debieron reiniciar el sistema (en uno de los juegos)”, comentó Kasparov.

Kasparov (a la izquierda) contra Deep Blue (computadora de color negro) en una de las partidas de 1997.
Kasparov (a la izquierda) contra Deep Blue (computadora de color negro) en una de las partidas de 1997.Fuente: www.kasparov.com

El excampeón mundial de ajedrez también ha señalado en múltiples ocasiones que, además de que los ingenieros que crearon Deep Blue la reiniciaron durante los juegos, se negó el acceso al registro de movimientos que hacía la computadora en las partidas, algo que es relativamente normal en este deporte.

“Pero déjame decirte que esto no importa. Porque 22 años después puedo ver este encuentro como un momento importante para las máquinas inteligentes", aseveró.

"Ahora doy conferencias (…) y uso esta analogía del ‘small step for man and giant leap for humanity’ (Un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad del astronauta Neil Armstrong cuando pisó la Luna). Ese momento (la partida contra Deep Blue de 1997) fue una derrota para mí, pero una gran victoria para la humanidad”, añadió el ajedrecista, quien también es embajador mundial de Avast para eventos de tecnología.

El avance no fue solo para la humanidad, sino también para la IA, tecnología a la cual Kasparov prefiere denominar no como Inteligencia Artificial, sino como ‘inteligencia aumentada’.

Históricamente, la tecnología ha sido utilizada para algunos proyectos despreciables. Pero, cuando miramos el balance, siempre beneficia a la humanidad. Algunas personas pueden sufrir, pero, en el momento que entendamos que somos parte de un panorama más grande, podemos ver beneficios”, explicó Garry Kasparov sobre los avances que ha tenido la inteligencia artificial en más de 20 años.

Las cámaras profesionales, los teléfonos celulares y hasta los electrodomésticos ya tienen en la actualidad al menos una ‘pizca’ de IA.

Rajarshi Gupta, jefe de Inteligencia Artificial de Avast a nivel mundial, comentó en entrevista con este medio que, en el sentido que dijo Kasparov, se tienen que ver los beneficios que la IA brinda para mejorar el desempeño de las actividades humanas.

“Los humanos han usado cosas para mejorar sus vidas desde siempre. En los 60, comenzamos a tener calculadoras, y la gente se dio cuenta que las calculadoras podían hacer mejor las operaciones matemáticas que los humanos. Esto no nos cambió, simplemente nos hizo más eficientes. Ahora es exactamente lo mismo. Las máquinas con inteligencia artificial son mejores que nosotros haciendo cierto número de cosas como reconocimiento de patrones, o como manejar”, añadió el directivo de Avast.

Kasparov hizo énfasis en el punto de vista psicológico que se desprende de la IA. El temor de que las máquinas inteligentes quiten trabajos a los humanos es tema de análisis constante.

“La gente tiene miedo de algo que es nuevo, algo que hace temblar al actual estado de las cosas (…). Las máquinas no arruinarán nuestras vidas y las máquinas no destruirán nuestros trabajos, porque los trabajos no desaparecen, sino que evolucionan. Habrá diferentes tipos de trabajo, ya ha pasado antes. Al final de todo son máquinas inteligentes que nos ayudan a mejorar nuestro rendimiento”, detalló el excampeón mundial de ajedrez.