Foles, arquitecto de la sorpresa
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Foles, arquitecto de la sorpresa

COMPARTIR

···
menu-trigger

Foles, arquitecto de la sorpresa

bulletEl quaterback fue determinante para que Filadelfia lograra su primera victoria en el Super Bowl.

bulletEgresado de la Universidad de Arizona, Foles regresó para este año a las Águilas en busca de retomar la regularidad.

Alain Arenas
06/02/2018
Actualización 05/02/2018 - 21:27
Pese a su brillante Super Bowl, Foles deberá pasar un oscuro túnel de cara a la próxima temporada.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La historia parece la misma, pese a que hay 16 años de diferencia entre una y otra. El escenario es la tradicional ceremonia de premiación al Jugador Más Valioso del Super Bowl, la cual se realiza la mañana del lunes posterior al Gran Juego.

El 4 de febrero de 2002, Tom Brady, quien había arrancado la temporada como quarterback sustituto de los Patriotas de Nueva Inglaterra, se presentaba a recibir el reconocimiento al JMV tras ser el motor que permitió a su equipo sorprender y vencer a los entonces favoritos Carneros de San Luis.

Ayer, 5 de febrero de 2018, Nick Foles funge como el invitado no previsto al tributo al más grande del Super Domingo. Igual que Brady, comenzó la campaña como reserva y, al igual que Tom, fue la bujía para que las Águilas dieran otro rumbo al marcador sobre Nueva Inglaterra, amplio favorito en las casas de apuesta.

“No he dormido mucho, para ser sincero. Hay muchos motivos para estar contentos y han pasado algunas horas”, comentó Foles, en presencia del comisionado de la NFL, Roger Goodell, quien le entregó el galardón.

Pese a las semejanzas que tiene con Brady, Foles en realidad vivió dificultades distintas para amanecer como el hombre de moda en la Liga.

Nick había tenido campañas prometedoras en el pasado. La falta de regularidad hizo perder su etiqueta de titular. Pasó por varios equipos y estudió la posibilidad de retirarse del futbol americano profesional.

“Hay diferentes caminos y oportunidades en la vida”, dijo Foles. “Estoy súper emocionado por haber jugado y ganado el Super Bowl. En realidad, ni siquiera me planteé en algún momento que podría estar en esta situación. Pero así es la vida”.

No fueron casuales, sin embargo, sus grandes rendimientos durante la postemporada, etapa en la que se hizo más decisiva su labor en la que le tocaba cubrir la baja por lesión de Carzon Wentz, quarterback titular del equipo que se lesionó en la parte final del calendario regular.

Nick completó 77 de 106 pases (72.6 por ciento), con seis envíos de touchdowns y una intercepción en los playoffs, y fue determinante para que Filadelfia lograra su primera victoria en el Super Bowl, al que acudió por tercera vez en la historia.

Placeholder block

“No fue una victoria individual. Creo que todo el equipo hizo su parte y nos permitió aspirar al triunfo. Por ejemplo, la defensiva fue importante en los minutos finales”, mencionó Foles. “No tuve que ser Superman, mis compañeros son increíbles”.

Egresado de la Universidad de Arizona, Foles regresó para este año a las Águilas en busca de retomar la regularidad que incluso le llevó a ser designado al Pro Bowl en 2014.

Foles agradeció al coach Doug Pederson la confianza que le tuvo a partir de que tomó la titularidad, a grado tal que le permitió ejecutar la singular jugada en la que atrapó un pase para las diagonales.

“Fue una movida que entrenamos durante la semana, pero que no estaba dentro del plan de juego básico. Doug llamó la jugada en el momento adecuado y por fortuna dio resultado”, relató Foles, quien abiertamente ha reconocido ser un individuo religioso, a grado tal que confiesa que de no ser jugador de la NFL, le gustaría ser pastor.

Placeholder block

Lily, la pequeña hija de Nick, acompañó a su padre en la ceremonia de entrega del Premio Vince Lombardi. A diferencia de él, ella durmió placenteramente. Y fue un arranque, una ocurrencia llevarla a la ceremonia del Más Valioso. La estampa de ambos se convirtió en una bomba en las redes sociales.

“La verdad me sorprendió mucho ver todas esas fotos; será un bonito recuerdo para ella, supongo”, dijo Foles con una sonrisa.

Pese a su brillante Super Bowl, Foles deberá pasar un oscuro túnel de cara a la próxima temporada, pues vence su contrato con las Águilas, que están a la expectativa de contar con Wentz de regreso.

“No puedo adelantar nada. Es mejor esperar a que llegue cada fecha y ya veremos lo que pasa, por lo pronto hay que disfrutar el título”, aceptó Foles, el nuevo héroe de Filadelfia, donde el campeón desfilará el próximo jueves.