Copa Libertadores: Una final envuelta en polémica
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Copa Libertadores: Una final envuelta en polémica

COMPARTIR

···

Copa Libertadores: Una final envuelta en polémica

La vorágine en torno a la vuelta de la final de la Libertadores llegará este martes a su fin.

Redacción
27/11/2018
Copa Libertadores
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Unos quieren que el título de la Copa Liberadores se le dé, ya, a Boca Juniors. Otros quieren albergar el partido de vuelta (Mendoza, Argentina; Génova, Italia). Lo único cierto, hasta hoy, cuando el presidente del club xeneize, el de River Plate y el presidente de la Conmebol se reúnan en Asunción para determinar el futuro –fecha y lugar– del encuentro, es que a raíz del fracaso en el operativo policial previo a la final, ayer renunció el Ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Martín Ocampo. La dimisión se produce a cuatro días del inicio de la cumbre del G-20 en la capital del país sudamericano entre viernes y sábado.

“Yo espero que la Conmebol actúe de manera seria y dé por campeón de la Libertadores a Boca Juniors. Más allá del amor que tengo por el club, hay un reglamento que hay que cumplir”, Expresó Diego Armando Maradona en su cuenta de Instagram.

“Las sanciones son claras, y esto es una gota de agua que cuando nos sacaron los puntos a nosotros, en el 2015 (por los octavos de final de la Libertadores). A mí me gusta ganar en la cancha, pero cuando no se respetan las normas tiene que haber una sanción. Y esa sanción es darle los puntos a Boca”.

En tanto, el presidente argentino, Mauricio Macri, impulsó una ley que endurecerá las penas contra los barrabravas.

“Ante este bochorno, hemos incluido en (sesiones legislativas) extraordinarias” el tratamiento de una ley que “tipifica el tipo de delito (de barrabrava) en este campo y en este aspecto podamos actuar con mayor claridad y contundencia”, expresó el mandatario a periodistas.

“¿Cómo puede ser que (...) la policía detuvo a 23 personas después de todos los desmanes del sábado, (y que) en horas de vuelta esas personas estén libres?”.

Macri afirmó que hay “fallas en el sistema” de organización de los partidos de futbol y apuntó contra “parte de la dirigencia (de los clubes) que apaña (tolera) este tipo de cosas, que apaña como una conducta razonable tirar piedras”.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, explicó que el proyecto de ley contempla tipificar las conductas violentas en los estadios de futbol y sus alrededores como delitos penales y no como contravenciones, como son consideradas actualmente.

Pero en medio de todo el barullo, también hubo quienes mostraron una misma certeza: ofrecer una sede alternativa para cumplir con el encuentro. Alfredo Cornejo, gobernador de la provincia de Mendoza, reveló que hicieron una propuesta formal a la Conmebol y a las directivas de los clubes para albergar el juego postergado, sin que hayan recibido una respuesta.

Asimismo, las autoridades de la ciudad italiana de Génova confirmaron en un comunicado tener la misma intención.

“De hecho, los vínculos que unen a los dos clubes argentinos –ambos fundados por inmigrantes genoveses a comienzos del siglo XX– con la capital liguriana son profundos”, sostuvo el gobierno.

El director deportivo de la ciudad, Stefano Anzalone, agregó: “Estaríamos muy orgullosos de recibir a clubes importantes como Boca y River en nuestra ciudad al darles la bienvenida en lo que, de alguna forma, también es su primer hogar”.

“Además sería una nueva oportunidad para dar visibilidad internacional a Génova en estos momentos difíciles y para renovar la profunda sensación de amistad que nos une históricamente con esas sociedades”.