menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Así es como Cargadores y Jefes ponen fin 'al ayuno de dos años' de NFL en México

COMPARTIR

···
menu-trigger

Así es como Cargadores y Jefes ponen fin 'al ayuno de dos años' de NFL en México

bulletEl Estadio Azteca se presentó impecable para el encuentro de esta noche que desató ovaciones y el despliegue de banderas monumentales de México y Estados Unidos.

Por Alfonso Mancilla
18/11/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Cuando faltaban 30 minutos para el kickoff y los jugadores de Cargadores de San Diego saltaron a la cancha para calentar, esto no sólo provocó el primer gran estruendo de la noche en el Estadio Azteca. Fue, también, el anuncio del inminente final del ayuno de NFL en México tras una obligada pausa de dos años.

Unos minutos más tarde, una nueva ovación acompañó la aparición de los Jefes, de Kansas City, para escenificar el quinto partido de temporada regular de la Liga de Futbol Americano Profesional estadounidense en tierra azteca.

Ahora no hubo el pretexto de la cancha. La grama del Coloso de Santa Úrsula se presentó impecable, a diferencia del potrero que provocó que hace dos años se cancelara el duelo.

A escasos momentos del arranque formal de las tacleadas, la ceremonia previa permitió ver cómo se desplegaban dos banderas monumentales de México y Estados Unidos, para acompañar la entonación de los himnos nacionales con la cantante Ana Bárbara y el grupo Ha*Ash.

Luego vino el plato fuerte de la noche: el choque en el emparrillado, lo cual prendió de forma instantánea a los 77 mil 550 aficionados en las gradas. La gran mayoría de ellos comenzaron a agitar las toallas blancas que les fueron obsequiadas a la entrada del estadio.

A partir de ese momento, Patrick Mahomes, quarterback y jugador estrella de los Jefes, comenzó a ser el elemento más ovacionado por los asistentes, en una multitud que tampoco tuvo reparo en vestir el jersey de su equipo favorito: Acereros, Vaqueros o Vikingos.

Todos fueron bienvenidos para vivir la fiesta del regreso de la NFL a México.