Deportes

El campeón se rehúsa a morir: Dodgers vence 7-2 a Gigantes y empareja la serie

La ofensiva de Los Ángeles volvió a explotar luego de ser blanqueados el lunes y ahora todo se definirá en San Francisco.

Tenía que ser la noche de los Dodgers porque no había mañana y eso mismo ocurrió este martes en Chávez-Ravine luego de que derrotaran 7-2 a los Gigantes de San Francisco para forzar un quinto y decisivo juego.

Conscientes de lo que se jugaban, la novena de Dave Roberts saltó al diamante con la misión de alargar la serie y poder seguir soñando con el bicampeonato.

Gracias a una gran ofensiva y un desequilibrado Anthony DeSclafani, Los Ángeles logró emparejar la serie a dos juegos por bando y ahora regresarán a la bahía para definir quien enfrentará a los Bravos de Atlanta en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.


Rápidamente en la primer entrada, Trea Turner pegó un doblete que mandó al campocorto Corey Seager al plato para poner en ventaja a los locales 1-0.

En el segundo rollo, fue Chris Taylor, el héroe del juego de comodín, quien con un elevado de sacrificio le abrió las puertas Gavin Lux para colocar la segunda raya en la pizarra.

Con un DeSclafani reventado por la ofensiva de Los Ángeles, el manager Gabe Kapler puso a desfilar a su bullpen para tratar de que la herida no se hiciera más grande, sin embargo, eso no sucedió pues los locales olieron sangre y aprovecharon el mal momento de los Gigantes.

En el cuarto capítulo, la estrella Mookie Betts se hizo presente en esta postemporada al conectar un cuadrangular de dos carreras y acrecentar la ventaja para los angelinos 4-0.


En la parte alta del quinto episodio, los Giants descontaron en la pizarra, pero de nueva cuenta Mookie Betts elevó de sacrificio para mandar a Cody Bellinger al plato y poner el 5-1.

Con la esperanza de poder emparejar el score, Kris Bryant bateó un roletazo de out que aprovechó Brandon Crawford para establecer el 5-2, ante un Dodger Stadium que lucía tranquilo, pero a la vez nervioso.

Ya en la parte baja de la octava, el catcher Will Smith disipó todo el nerviosismo y pegó un cuadrangular de dos carreras para sellar la victoria de los Dodgers 7-2 y mandar la serie a un quinto encuentro.

Será el jueves cuando esta serie tenga su desenlace en la bahía y para ello, los Gigantes enviarán a su mejor hombre, el zurdo Logan Webb, quien fue la ‘némesis’ de los Dodgers en el primer cotejo, al blanquearlos durante 7.2 entradas.

Por su parte, Dave Roberts enviará al mexicano Julio Urías al centro del diamante, luego de ser el lanzador ganador del segundo encuentro para que sea el encargado de contener la ofensiva de San Francisco y que guie a los Dodgers hacia la Serie de Campeonato del viejo circuito.