Deportes

Esperanza de medalla para México: Rommel Pacheco, el campeón que dirá ‘adiós’ al deporte en Tokio

Este viaje al otro lado del mundo significa para Pacheco una simbólica despedida del escenario deportivo que vivirá entre la disciplina y el carisma que lo caracteriza.

El 2 y el 3 de agosto los Olímpicos de Tokio 2020 recibirán a un grande del deporte mexicano: Rommel Pacheco, quien llega a Japón con una gran misión.

Su primera medalla olímpica es ese gran cometido que tiene una de las caras más importantes y recurrentes del deporte mexicano antes de su próximo salto: su lugar como diputado federal por el PAN.

Este viaje al otro lado del mundo significa para Pacheco, al fin perteneciente al selecto grupo de clavadistas abanderados de la delegación nacional, una simbólica despedida de los escenarios deportivos que vivirá entre la disciplina, el orgullo y el carisma que lo caracteriza.

Tokio es su punto final como atleta en la categoría de trampolín individual 3 metros.

Pacheco liderará a 14 clavadistas en la delegación mexicana, sin medallistas olímpicos como Paola Espinosa, Laura Sáchez y Germán Sánchez.

Rommel, con una trayectoria de 25 años, tendrá su cuarta cita olímpica, luego de competir en Río de Janeiro (2016), Beijing (2008) y Atenas (2004), cuando tenía tan solo 19 años.

En julio de 2017, logró junto con Viviana del Ángel, la primera medalla (de plata) para México en el Mundial de Natación de Budapest.

El clavadista mexicano se convirtió en campeón mundial al llevarse la medalla de oro en la prueba de trampolín de 3 metros individual de la Copa del Mundo de Clavados, en Río de Janeiro en 2016.

El laureado clavadista, cuyo nombre completo es Rommel Aghmed Pacheco Marrufo, nació en Mérida, un 12 de julio de 1986 y desde los tres años incursionó en el mundo de la natación. Tan solo cuatro años después conoció los desafíos que implicaban el arte de los clavados.

Ya desde la infancia se mostraba como una estrella del deporte siendo premiado en múltiples eventos nacionales e internacionales en categorías infantiles y juveniles. A sus 11 años dejó su hogar para mudarse a las instalaciones del Centro Deportivo Olímpico Mexicano, de acuerdo con El País.

Y tal como se esperaba, su adolescencia se vio rodeada de agua y nada más que agua y trampolines con un entrenamiento a tiempo completo.

Su camino lo llevó a encontrar un momento para estudiar Administración de Negocios en la Universidad Anáhuac del Sur.

Además se ha desempeñado como comentarista deportivo y conferencista motivacional en diferentes empresas, instancias gubernamentales así como universidades públicas y privadas.

Ha sido el único mexicano en lograr un clavado perfecto en una competencia internacional: los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, según Speaker México LATAM.

En 2013, se colgó el bronce en el Mundial de Natación Barcelona 2013. En 2019, el clavadista obtuvo la medalla de plata en el trampolín de un metro en la tercera jornada de los Campeonatos Mundiales de Natación Gwangju.

En cuanto a los Juegos Panamericanos, Pacheco ha ganado tres oros y dos platas.

Actualmente entrena con con Ma Jin, de nacionalidad china, llenando una lista de clavados con alto grado de dificultad.

Acreedor a varios premios en su viaje como atleta

  • Ha recibido por la Comisión Nacional de Deportes: 3 veces Premio Estatal del Deporte y Premio Nacional del Deporte.
  • El reconocimiento Luchador Olmeca, máxima presea otorgada por la Confederación Deportiva Mexicana A.C.
  • Galardonado en do. ocasiones con el Premio Elite que entrega la Universidad Anáhuac a los mejores deportistas de esta institución.
  • Integrante del Estado Mayor Presidencial con el grado de sargento primero.
  • Reconocimiento por la Secretaría de la Defensa Nacional por su destacada participación en los Juegos Panamericanos Toronto 2015
  • Reconocimiento como influencia positiva por la revista “Quién 50”.
  • En 2017 recibe el título doctor honoris causa por el claustro Iberoamericano.

Rommel Pacheco se ha distinguido también por su labor con organizaciones altruistas y participar en programas para personas de talla baja y menores con cáncer.