menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Un recorrido inmersivo en ‘la intensa luz’ de James Turrell en el Museo Jumex

COMPARTIR

···
menu-trigger

Un recorrido inmersivo en ‘la intensa luz’ de James Turrell en el Museo Jumex

bulletEn esta exposición no existe una sola realidad, sino que todo es relativo y creado a partir de cada visitante mediante el uso de la luz y la oscuridad.

Meli Vera
24/11/2019
Actualización 24/11/2019 - 14:44
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Una experiencia meditativa, metafísica, sensorial y desafiante es la que quizá tendrás una vez que te encuentres en medio de los ‘campos totales’ saturados de color, que se ven irrumpidos por el perfecto uso de la luz en la exposición Pasajes de Luz, de James Turrell, en el Museo Jumex.

Los límites de la percepción humana se difuminan y tienden a desaparecer al encontrarte rodeado de la nueva obra del artista estadounidense, la cual podrás experimentar a lo largo de su instalación en las galerías del museo.

En esta exposición, en la que no existe una sola realidad, sino que todo es relativo y creado a partir de cada visitante, la oscuridad también es un elemento imprescindible en el trabajo de Turrell, ya que desde las sombras es que la luz cobra fuerza para eliminar la percepción física.

Kit Hammons, curador de la exposición, compartió con El Financiero que más que un mensaje, “James Turrell está tratando de darnos una experiencia, yo creo que tú puedes leer diferentes situaciones en su trabajo y yo te he dado mi propia lectura.

“Todo es relativo acerca del mundo de la luz, en un sentido positivo, creo que él está reconectando con experiencias comunes, que son fundamentales para nosotros como humanos”.

Hammonds apuntó que “James solo está mostrando su interés en la luz y sus formas y, cómo pueden generar un efecto en nosotros, una cosa concreta y real, cómo puedes leerla y asociarla con la cultura que te concierne”.

En Pasajes de Luz podrás encontrar la instalación Amesha Spentas de la serie Ganzfeld (2019) en el primer piso, vivencia que disuelve la arquitectura debajo de tus pies. Para echarle ‘un vistazo’ deberás quitarte los zapatos y entrar con total disposición a ‘naufragar’ en un océano de colores transgredido por la intensa iluminación que se transforma en secuencias.

El curador afirmó que esta escena se usa en torno a la proyección astral, la visión remota, y diferentes fenómenos extrasensoriales.

También, hallarás un Dark Space (en la terraza del Jumex) con una escasa iluminación, que provoca que las imágenes aparezcan “desde dentro del ojo del visitante”.

Ambas obras, presentan los extremos en los que el artista crea lo que él describe como: ‘ver detrás de los ojos, es decir, ‘verte a ti mismo ver’, de acuerdo con Jumex.

En la galería 2, observarás un poco acerca del trayecto artístico de Turrell, que incluye las primeras obras experimentales que realizó en Los Ángeles en 1960. Además, de grabados, documentos, fotografías, esculturas y prácticas que muestran un poco acerca del contexto del estadounidense.

“Turrell exploró el significado de la luz, el control, las relaciones de la luz en diferentes ambientes, cómo experimentamos esos ambientes, su relación con sitios antiguos como una experiencia que él nos entrega, donde la luz juega un rol para transformar la percepción, no solo visual, sino en un sentido filosófico. Su trabajo no es sobre algo en particular, sino más en cómo nos vemos a nosotros mismos”, relató Hammond.

Al avanzar entre las salas, el curador detalló que James ha profundizado en la práctica y significado científico y espiritual de la luz, ya que en distintas culturas representa “algo más. James se interesa en la idea de la luz como la puerta de otro mundo”.

Para hablar de uno de sus más ambiciosos proyectos llegamos hasta Roden Crater, con el que Turrell busca convertir un volcán extinto en la región de Painted Desert, al norte de Arizona, en un observatorio conectado a una serie de espacios e instalaciones, en el que el artista ha trabajado durante 45 años. “Las investigaciones insólitas de este artista examinan el sentido de asombro universal que se siente frente al cosmos y el paso del tiempo”.

Otra pieza que te encontrarás será Squat Blue (Projection Piece). Se trata de un cubo proyectado, en un intenso azul, en la esquina de una habitación ‘en negros’. ¿El cubo existe? Físicamente, no, Visualmente, sí.

Los experimentos más recientes de Turrell utilizan tecnologías como la holografía y la iluminación controlada por computadora para ampliar los campos, revelando así la materialidad de la luz.

PD. Si piensas en ir por tu ‘selfie’, olvídalo, las fotografías no están permitidas en esta exposición.