Mi relato es verdad, dijo Bram Stoker
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mi relato es verdad, dijo Bram Stoker

COMPARTIR

···
menu-trigger

Mi relato es verdad, dijo Bram Stoker

bulletAlgunas líneas del manuscrito original de la famosa novela de vampiros desaparecieron de la primera edición inglesa de 1897, pero el sobrino bisnieto las rescató.

María Eugenia Sevilla
28/01/2019
Actualización 29/01/2019 - 18:47
El castillo de Drácula.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

He aquí el texto que fue eliminado de Drácula, su famosa novela: “Estoy convencido de que los eventos que aquí se describen realmente tuvieron lugar, por increíbles e incomprensibles que parezcan a primera vista”.

Con estas líneas, Bram Stoker daba comienzo al relato de vampiros más importante de la historia; el prefacio que escribió en su manuscrito original, descubierto recién.

Poco le importó a su editor de Archibald Constable and Company que la inquietante leyenda pudiera ser un buen gancho y que el propio autor le insistiera en su veracidad, cuando le llevó una copia con intención de que la publicara. “Esta historia es verdadera”, le aseguró.

El editor, basado en Londres, le dijo que no llevaría el libro a imprenta porque ante el terror que inundaba la noche con Jack El Destripador, temía que la leyenda causara pánico. Fue así que esas y otras líneas del prefacio desaparecieron de aquella primera edición inglesa de 1897, con otras 101 páginas.

Cuando el sobrino bisnieto del escritor irlandés, Dacre Stoker, descubrió los fragmentos editados, concibió la idea de novelar la historia detrás de la obra; un proyecto que -publicó The Irish Times en octubre pasado- complementó con el hallazgo de un diario perdido de Stoker, y de la lectura del manuscrito anotado que el cofundador de Microsoft, Paul Allen, compró en subasta.

Con el escritor J.D. Barker, el descendiente publicó el año pasado Drácula. El origen, que tiene al propio Stoker como protagonista y será llevada al cine.

El relato comienza con un enfermizo Bram, de 7 años, cuya imaginación queda sellada por su encuentro con “el mal supremo”, al escuchar una de las terribles historias de esa Irlanda azotada por el cólera y el hambre: la de un hombre infectado que fue enterrado vivo.