Gaumont, el arte hecho cine, llega a la Cineteca
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gaumont, el arte hecho cine, llega a la Cineteca

COMPARTIR

···

Gaumont, el arte hecho cine, llega a la Cineteca

'Gaumont. Desde que existe el cine', es la muestra de los míticos estudios franceses que este miércoles se inaugura en el recinto de la CDMX.

Rosario Reyes
08/04/2019
La muestra estará en la Cineteca desde este miércoles.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La tuberculosis impidió al director Jean Vigo ver completa su primera película sonora. La filmación de L´Atalante, agravó su precaria salud y murió a los 29 años, pocos meses después del preestreno de la cinta, que tuvo un primer pase -con una recepción regular de la crítica y el público- el 24 de abril de 1934 en París. El 5 de octubre de ese año, Vigo falleció.

Empezó entonces la singular travesía de la cinta, que narra el inicio de la vida matrimonial de una pareja a bordo de una embarcación a cargo de un viejo marinero. Distribuida por el estudio Gaumont, se estrenó en la capital francesa el 14 de septiembre con el título La Chaland qui passe y solo se exhibió durante dos semanas.

El estudio la guardó por seis años y en 1940 se proyectó de nuevo, con su título original.

Cincuenta años después, tras casi una década de reunir el pietaje disperso, tanto por la edición original, como por los cortes hechos después de la muerte del realizador, se lanzó una versión restaurada. La cinta se trató nuevamente en 2001 y el año pasado, sobre esa versión, Gaumont y la Film Foundation de Martin Scorsese, hicieron una nueva restauración.

La última versión restaurada de L’Atalante se proyectará como parte de la retrospectiva que acompañará la muestra Gaumont. Desde que existe el cine, que se inaugura el miércoles 10 en la Cineteca Nacional. Desde 2015, parte del acervo del Museo Gaumont viaja por el mundo. La muestra se creó para celebrar el 120 aniversario del estudio.

A principios del siglo pasado, el negociante Charles Proust compró uno de los 50 cronomegáfonos que Gaumont fabricó luego de que el fundador de la empresa, León Gaumont, patentara su invento, en 1902.

“Fue el primer aparato que sincroniza el sonido y la imagen”, comparte Guillaume Duchemin, encargado de la promoción del patrimonio Gaumont.

“Charles Proust vino a hacer filmaciones y proyecciones en público en diferentes ciudades de México, hasta que comenzó la Revolución y él volvió a Francia”, agrega el curador.

Aquel equipo del primer cine parlante en América Latina llegó a Francia en 1913 y desde entonces, estuvo guardado hasta que salió a remate. En junio de 2015, rompió récord de venta en una subasta en Tours, Francia.

Vendido al estudio en alrededor de un millón 400 mil dólares, el cronomegáfono es una de las piezas más atractivas de la exposición Gaumont. Más de cien años después, vuelve a México.

“Vamos a exponer el equipo original, que pesa 450 kilos y en un muro detrás, proyectaremos algunas de las imágenes que tomó Proust en la época, que han sido digitalizadas, como parte del trabajo de conservación del acervo fílmico de Gaumont”, explica Duchemin.

En 1895, el mismo año que los hermanos Lumière ofrecieron en París la primera proyección pública de la historia, abrió la firma Gaumont. “Inició como fabricante de cámaras y proyectores en 1895. Al año siguiente, su asistente Alice Guy, tuvo la idea de hacer películas para la publicidad de sus aparatos. León Gaumont le dijo que podía hacerlas pero no durante el horario de trabajo y ella comenzó, fue la primera persona en el mundo en hacer una película de ficción”.

En abril de 1896 Guy dirigió La Fée aux Choux, basada en un cuento de hadas francés. Esa cinta, fue la primera de una duración mayor a un minuto y la primera en contar una historia. La asistente pronto rebasó el ámbito publicitario para utilizar el cine como un medio de expresión, no solo con fines comerciales.

Fue el origen de la filmografía de Gaumont, integrada por cientos de películas. Desde su fundación y hasta los años 30, Gaumont produjo películas silentes como Fantomas, o Les vampires, de Louis Feuillade. El cine sonoro coincidió con los tiempos de guerra y entre los 30 y los 50 el estudio produjo pocas películas, cuenta Duchemin. “El ritmo se recuperó y hacia finales de 50, se filmaron películas de directores muy interesantes, Jean Renoir, Louis Malle”.

En los 60 y 70, comenzó a producir comedias. El entonces director general, Daniel Toscan Du Plantier hizo las primeras producciones de cine ópera. "Las más famosas fueron Don Giovanni, filmada en el MET de Nueva York en 1979 por Joseph Losey, con Ruggero Raimondi en el estelar y Carmen (1984), de Francesco Rosi con Plácido Domingo”, comparte el curador.

En los 80 Gaumont filmó películas muy populares como El quinto elemento o León, de Luc Besson y en los últimos años, otras de sus producciones han sido conocidas mundialmente, como Untouchables (que aquí se exhibió bajo el título de Amigos inseparables) y C’est la vie, de Olivier Nakache y Eric Toledano.

Louis Feuillade, Jean Vigo, Federico Fellini, Ingmar Bergman, Andrzej Wajda, Rainer Werner Fassbinder, Jean-Luc Godard y Luc Besson entre muchos otros, han filmado con Gaumont clásicos como Fanny y Alexander, La pasión de Camille Claudel, Juana de Arco, Querelle, un pacto con el diablo, y más recientemente, el ambicioso documental de Bertrand Tavarnier, Las películas de mi vida.

Este enorme acervo de imágenes fue materia prima de un taller de realidad virtual en Canadá con jóvenes cineastas del que resultó otro módulo de la muestra que se presentará en la Cineteca. “Habrá una black box, que es una experiencia de inmersión en dos prototipos: uno con una web cam de reconocimiento facial que reproduce imágenes de películas de acuerdo a las emociones del público. Si sonríes, o haces una mueca de enojo o sorpresa, hay un montón de imágenes de las películas Gaumont con esas expresiones”, comparte el curador.

“El otro es una sala de proyección con dos películas, una de una hora con 240 escenas de películas de nuestro acervo y otra de pietaje filmado en México hace cien años, cuando Gaumont producía reportajes de la vida cotidiana en todo el mundo; son 30 minutos de imágenes muy antiguas que se filmaron en todo el país. Es muy exclusivo este material que llamamos Las actualidades, porque nunca ha salido de Francia. Se remasterizó en 4K que es la más alta calidad de proyección”.

Este homenaje al cine dedica un apartado a la serie Narcos, que co-produce Gaumont, como parte de su estrategia reciente de alianza con Netflix y Amazon. Un pabellón de objetos utilizados en las filmaciones desde el origen de la empresa y la retrospectiva de 30 películas que incluye la proyección al aire libre de French can can (1954), de Jean Renoir, en día de la apertura, entre otros atractivos.