Destitución de Dilma llega a la Berlinale
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Destitución de Dilma llega a la Berlinale

COMPARTIR

···
menu-trigger

Destitución de Dilma llega a la Berlinale

bulletMaria Augusta Ramos presentó 'O processo' en el festival de cine alemán

bulletEl trabajo abarca el proceso de destitución de la mandataria brasileña, el cual aún tiene dividido al país, señala la directora.

Reuters
22/02/2018
El documental examina la destitución de la mandataria brasileña
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La sociedad brasileña permanece profundamente dividida un año y medio después de que Dilma Rousseff fuera removida de la presidencia del país, dijo la directora de un documental sobre los acontecimientos.

O processo (El juicio), dirigido por Maria Augusta Ramos, combina el juicio de Rousseff con imágenes de manifestantes que salieron a pedir su destitución y otros que tomaron las calles para defenderla.

"Dice mucho sobre lo que está sucediendo en este momento", dijo Ramos este jueves, un día después de que su película fuera estrenara en el festival de cine de Berlín. "El país permanece completamente dividido".

Rousseff, la primera mujer en ocupar la presidencia de Brasil, tuvo que dejar el cargo en agosto de 2016 tras un proceso de juicio político que dividió a la opinión pública en medio de un escándalo de corrupción y crisis económica. Sus aliados dicen que su salida por violar reglas presupuestaria fue un golpe de Estado.

"Cuando tienes un golpe parlamentario, tiene una profunda consecuencias para la sociedad como un todo y esto es lo que estamos viendo ahora", dijo Ramos, quien agregó que la democracia en Brasil está "enferma".

"Cuando hay un golpe de Estado, un golpe parlamentario (...) es imposible creer que no ha afectado la democracia en absoluto", explicó la cineasta, quien remarcó que espera que O processo ayude a los brasileños a ver esos eventos de forma menos emocional.

Brasil celebrará elecciones presidenciales en octubre, en un evento del que el popular expresidente Luiz Inácio Lula da Silva es muy probable que sea excluido por una condena por corrupción.

"Estoy realmente preocupada por las elecciones de este año", dijo Ramos. "Espero profundamente que tengamos elecciones realmente democráticas y abiertas con todos los candidatos por los que la gente quiere votar, y eso incluye a Lula".