'Cuestionar y repensar para volar': una obra que deja en la cuerda floja los miedos y la brecha de géneros
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'Cuestionar y repensar para volar': una obra que deja en la cuerda floja los miedos y la brecha de géneros

COMPARTIR

···
menu-trigger

'Cuestionar y repensar para volar': una obra que deja en la cuerda floja los miedos y la brecha de géneros

bulletLa francesa Maud Giboudeau y el mexicano Aaron Govea, de la compañía de teatro y circo contemporáneo Teatro Naranjazul, presentaron por primera vez en México la obra Bée en el Cenart.

bullet'¿Cuál es el sonido del alma? ¿Podemos liberarnos del dolor?': se pregunta la equilibrista.

Meli Vera
06/05/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

¿Cuál es el sonido del alma? ¿Podemos liberarnos del dolor?”: se pregunta la equilibrista al danzar en la frágil cuerda de la vida bajo un cielo nuboso rodeada de árboles y docenas de gente.

La francesa Maud Giboudeau y el mexicano Aaron Govea, de la compañía de teatro y circo contemporáneo Teatro Naranjazul, presentaron por primera vez en México la obra Bée en el Centro Nacional de las Artes (Cenart), una poesía visual que se entreteje con el espacio-tiempo de la vida y cuestiona el rumbo y el actuar del ser humano.

“Quiero casarme con la vida, entonces tomaría lo mejor y me comprometería a amarla”, expresa motivada la alambrista entre telas blancas y melancólicos acordes de guitarra.

La cuerda se mueve mientras ella avanza, se tensa y salta al ritmo del dubitativo ir y venir de la artista. Su cuerpo se expresa, sus palabras vuelan: “Comment les oiseaux apprenent à voler? ¿Podremos liberarnos del miedo?”.

Ella pregunta sin fin, sortea los riesgos del exterior y se empeña en la búsqueda del equilibrio infinito de la vida misma:

“¿Por qué yo debo tener miedo?” -Le pregunta al músico que la acompaña desde otro plano- ¿Por qué soy mujer y tu hombre? ¿Por qué no rompemos los estereotipos?

“Hay mujeres vampiro, mujeres lunar, mujeres nave, luchadoras, fuertes, mujeres frágiles y que caen, mujeres ‘obstinée’, imprévisible… Hay mujeres”, exterioriza determinada.

Maud avanza y retrocede abrazada por los sonidos nostálgicos de aquellas guitarras que la persiguen, y entre espirales desafía la gravedad, juega, sonríe y de vez en vez colapsa… para después levantarse y retomar la energía y el movimiento.

Se desprende de todo peso, de toda pertenencia para alcanzar uno de los extremos de su camino y respirar: ‘la peur, l’amour, la colère.

¿Al final todo es tragedia? ¿La tragedia se puede disimular con confetti?

“No, no necesariamente todo es tragedia”, le susurra Aaron mientras la toma del brazo para bajar de la cuerda y seguir la conversación en la firmeza de la tierra que los guía.

Teatro Naranjazul es una compañía que combina la energía del lenguaje dramático, lo visual y la poesía de la capacidad expresiva del cuerpo humano creando una estética abstracta y dinámica a partir del humor o el absurdo de la existencia humana.

La compañía tendrá su cierre de temporada el 6 y 7 de mayo a las 20:00 horas en el Teatro Granero, ubicado en el Centro Cultural del Bosque.