Culturas

Casa del Lago estrenará la obra comisionada 'Roseta', de Irene Dubrovsky

El recinto de la UNAM te invita a conocer esta obra comisionada en soportes digitales que conecta cardinales de conocimientos y disciplina.

¿Has imaginado un espacio en el que se conecten la astrofísica, lingüística y la criptografía, entre otras disciplinas? Para conocer un poco más sobre esta encrucijada de ideas, Casa del Lago de la UNAM te invita a conocer Roseta, de Irene Dubrovsky, una investigación visual-textual en soportes digitales que conecta cardinales de conocimientos y disciplinas; astrofísica, lingüística, criptografía.

Esta obra comisionada tendrá su estreno el próximo miércoles 20 de enero, a las 18:00 horas por las cuentas de Facebook, Instagram y Twitter de Casa del Lago, además de la página del recinto (casadellago.unam.mx/encasa/) y las plataformas de la artista.

Casa del Lago Virtual

En la obra de la artista Irene Dubrovsky abundan los mapas que se traducen en partituras, las imágenes construidas como textos escritos en lenguas clandestinas, en los que se exploran las materialidades del lenguaje visual y sus correlatos sonoros. Su trabajo va de las piezas físicas, digitales hacia las instalaciones. En este contexto aparece el proyecto Roseta, una investigación para plataformas digitales que cruza entre varios lenguajes y disciplinas.

Roseta toma como punto de partida vincular dos ideas: un mapa de estrellas y la Piedra de Roseta, referencia histórica al problema de la encriptación y mediación entre sistemas lingüísticos. Este trabajo de Dubrovsky también alude a los proyectos SETI, el Disco de oro del Voyager y a la presencia creciente de la inteligencia artificial en nuestras vidas.

La investigación fue ideada como una serie de matrices alfabéticas dispuestas en redes de coordenadas que son mapeadas para explorar la inteligibilidad de los mensajes, sus códigos y las normatividades lingüísticas en la creación de los relatos.

Sobre Irene Dubrovsky

Irene reside y trabaja en la Ciudad de México, su obra consiste en crear sistemas visuales cartográficos con lenguajes y medios diversos a partir de mapeos digitales con el fin de explorar experiencias en el borde del arte y la transdisciplina.

Las piezas de Dubrovsky también buscan evocar a una constelación de itinerarios personales, poético-políticos, itinerarios cifrados, como una pista autoreferencial que se conecta con su propia existencia.

Irene Dubrovsky ha presentado sus mapas e instalaciones en la Bienal de la Habana, la Bienal de Cuenca, la Bienal de Curitiba, La Galería Nina Menocal, la Celda Contemporánea, el Laboratorio Arte Alameda, el Museo del Chopo, el Museo de Arte Moderno, el Instituto Politécnico de Valencia entre otros. Sus próximos proyectos incluyen una exposición en el Museo del Cosmos (Tenerife) y una residencia en el Observatorio Astronómico de Canarias y exposiciones en Asia y Europa central.

Roseta, de Irene Dubrovsky, fue posible gracias a una colaboración entre Casa del Lago y el Instituto de Astronomía UNAM.