Adiós a la ‘diva’ de la pantalla chica
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Adiós a la ‘diva’ de la pantalla chica

COMPARTIR

···

Adiós a la ‘diva’ de la pantalla chica

Diva de la pantalla chica, edith gonzález será despedida donde estuvo su pasión.

Eduardo Bautista
14/06/2019
Edith González, actriz.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Edith González quería que sus palabras se leyeran con claridad. Desde enero de 2018, cualquiera que entrara a sus redes sociales se encontraba con un mensaje: “Querido pasado, gracias por tus enseñanzas. Querido futuro, estoy preparada”. Epitafio anticipado para una mujer que siempre estuvo consciente de que el final podía llegar cualquier día y en cualquier lugar.

Fue hace tres años cuando los médicos le comunicaron la noticia: cáncer de ovario en etapa IV y no hay etapa V. La actriz sólo iba para checarse un dolor de espalda.

Lo que siguió después fue una ardua lucha contra el dolor y las quimioterapias hasta que murió la madrugada de ayer a los 54 años en el Hospital Ángeles Interlomas de Huixquilucan, informaron Televisa y TV Azteca.

El nombre exacto de su enfermedad era carcinoma seroso papilar y, para cuando se enteró que la padecía, el cáncer ya había hecho metástasis en su cuerpo. Los doctores —contó en una entrevista con Quién en 2017— le recomendaron que se tratara en Houston, pero no lo hizo. Si ya le habían anunciado la última llamada, pensó, no habría mejor forma de terminar todo que al lado de su hija Constanza —producto de su relación sentimental con el exsecretario de Gobernación Santiago Creel— y su esposo, el empresario Lorenzo Lazo, con quien contrajo matrimonio en 2010.

Edith trabajó hasta el final. Su último proyecto fue Este es mi estilo, programa de moda transmitido por TV Azteca en el cual participó como jueza.

Aunque incursionó en el teatro y el cine, Edith fue una mujer de la pantalla chica. Participó en más de 40 telenovelas, como Los ricos también lloran (1979), Corazón Salvaje (1993), Nunca te olvidaré (2000) y Salomé (2001), así como en la serie Mujeres asesinas y en películas como Salón México (1996) y Deseo (2013). Fue, además, la primera Aventurera de la puesta en escena montada por Carmen Salinas en 1998.

Estudió actuación en la Neighborhood Playhouse de Nueva York e historia del arte en La Sorbona. En México, en los 80, perfeccionó el método Strasberg que aprendió en EU en el taller Actores del Método, que impartió el maestro René Pereyra, quien en entrevista con El Financiero recuerda que Edith era “una persona muy comprometida, entregada, talentosa y con una gran sensibilidad artística que le ayudó a interpretar varios papeles”.

Sus restos ya descansan en el Panteón Francés. Hoy, a partir de las 14:00 horas, la Asociación Nacional de Actores (ANDA) realizará un homenaje en su honor en el Teatro Jorge Negrete, como ella lo pidió.