Una 'misteriosa' enfermedad está afectando a los niños en medio de la pandemia de coronavirus
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Una 'misteriosa' enfermedad está afectando a los niños en medio de la pandemia de coronavirus

COMPARTIR

···
menu-trigger

Una 'misteriosa' enfermedad está afectando a los niños en medio de la pandemia de coronavirus

bulletNiños han presentado síntomas similares a la enfermedad de Kawasaki y la mayoría ha dado positivo a COVID-19.

AP Por The Conversation*
06/05/2020
Actualización 06/05/2020 - 22:52
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los niños en estado crítico han llegado a unidades de cuidados intensivos con síntomas de shock en las últimas semanas, agregando otro punto misterioso a la pandemia de coronavirus.

Los funcionarios de salud de Nueva York emitieron una alerta el 4 de mayo, describiendo 15 de estos casos en la ciudad. Los pacientes jóvenes, de 2 a 15 años, tenían inflamación en múltiples órganos y se describió que tenían características de la enfermedad de Kawasaki, una enfermedad infantil rara de origen poco claro.

Unos días antes, funcionarios en el Reino Unido notificaron a médicos de casos similares allí, y también los describieron con características similares a la enfermedad de Kawasaki y el síndrome de shock tóxico. Varios de los niños dieron positivo para COVID-19.

Sin embargo, establecer conexiones con la enfermedad de Kawasaki puede ser prematuro. Aunque hay algunas similitudes entre las enfermedades, también hay muchas diferencias.

Mi práctica clínica es como médico pediátrico de enfermedades infecciosas. También realizo investigaciones biomédicas utilizando las respuestas inmunes del cuerpo, en particular los anticuerpos producidos, para ayudar a encontrar la causa de la enfermedad y para diseñar vacunas. Nuestro grupo ha estado recolectando muestras de casos de enfermedad de Kawasaki durante años. Con la pandemia de COVID-19, respondimos a la convocatoria de investigadores y comenzamos a desarrollar pruebas para evaluar la respuesta de anticuerpos ante el COVID-19.

Cuando comenzamos en este camino, no pensé que estos campos se relacionarían tan directamente. Sin embargo, con informes recientes de ciertos casos de COVID-19 que se parecen a la enfermedad de Kawasaki, ahora estamos realizando pruebas para ver si hay una respuesta inmune similar entre los casos de COVID-19 y la enfermedad de Kawasaki.

La enfermedad de Kawasaki es una afección inflamatoria en niños que desarrollan fiebre prolongada, inflamación de la boca y los labios, erupción cutánea, hinchazón de manos y pies, ojos inflamados e hinchazón de los ganglios linfáticos que generalmente se presenta solo en un lado del cuello. También puede haber casos incompletos que no tengan todos estos síntomas.

La enfermedad de Kawasaki puede tener serias consecuencias: aproximadamente una cuarta parte de los niños diagnosticados con ella tendrán inflamación en los vasos que alimentan el corazón, y rara vez los niños presentarán ataques cardíacos o shock y necesitarán cuidados intensivos prolongados.

Desafortunadamente, no sabemos qué causa la enfermedad de Kawasaki. En el pasado se han propuesto virus, bacterias, hongos y factores ambientales, incluidos otros miembros de la familia de los coronavirus. A pesar de no saber qué causa la enfermedad de Kawasaki, hemos descubierto que los tratamientos oportunos con preparaciones de anticuerpos humanos agrupados (inmunoglobulina intravenosa o IVIG) pueden reducir significativamente la inflamación de los vasos cardíacos.

Para los nuevos casos asociados a COVID-19 que muestran una respuesta inflamatoria significativa, muchos de los informes reflejados en los medios y anuncios de salud pública no se han publicado en revistas médicas. En cambio, se han compartido detalles entre la comunidad médica en llamadas de conferencia, tableros de mensajes y reuniones en línea.

Solo se ha publicado un caso que conozco que describe la enfermedad de Kawasaki asociada con COVID-19. Este caso, como muchos de los casos discutidos informalmente, no tenía afectación de los vasos cardíacos y carecía de una serie de síntomas clínicos de la enfermedad de Kawasaki clásica.

Existen varias razones por las cuales el nuevo trastorno inflamatorio asociado a COVID-19 y la enfermedad de Kawasaki parecen ser entidades diferentes.

Aunque existe cierta coincidencia, estos casos asociados con COVID-19 tienen resultados de laboratorio bastante diferentes. También tiende a haber dolor abdominal más severo, náuseas y vómitos en casos nuevos de lo que sería habitual para la enfermedad de Kawasaki.

El impacto en el corazón del paciente se centra más en los vasos en la enfermedad de Kawasaki. Los casos asociados a COVID-19, en comparación, son globalmente disfuncionales y solo unos pocos describen inflamación de los vasos.

Las edades y ubicaciones de los nuevos casos descritos tampoco son típicos de la enfermedad de Kawasaki. Muchos de los niños con shock grave asociado a COVID-19 están fuera del rango de edad típico para la enfermedad de Kawasaki, que se dirige principalmente a niños menores de 7 años.

El recuento anual de casos de la enfermedad de Kawasaki también es mucho más alto en los países asiáticos, particularmente en Japón, donde es aproximadamente 10 veces la tasa en América del Norte. Hubiera esperado que se describiera una asociación durante los primeros informes de la pandemia, pero las investigaciones informales de Japón y China no parecen describir esta inflamación severa en los niños.

Dicho esto, algunos niños con enfermedad de Kawasaki darán positivo en la prueba del nuevo coronavirus. En América del Norte, se estima que hay entre 5 mil y 6 mil casos anuales de enfermedad de Kawasaki. Al superponer más de 1 millón de casos de COVID-19 en todo Estados Unidos, habrá cierta superposición.

Los informes sobre estos nuevos casos pediátricos asociados con COVID-19 son muy preliminares. Aprenderemos más a medida que la comunidad médica compile y publique los detalles y la investigación sobre casos en curso y futuros para una revisión más completa.

Quizás estudiar estos nuevos casos arrojará luz muy necesaria sobre la causa de la enfermedad de Kawasaki, un trastorno que ha dejado perplejos a los pediatras durante medio siglo. Como ambas condiciones parecen incitar una gran respuesta inflamatoria en ciertos niños, se necesita una investigación continua para proporcionar el "cómo" para los nuevos casos asociados con COVID-19 y "lo que lo causa" para la enfermedad de Kawasaki.

Estados como Nueva York están haciendo el movimiento correcto al recopilar formalmente datos sobre niños con inflamación grave durante esta pandemia, ya que es necesario encontrar los tratamientos adecuados para estos nuevos casos asociados con COVID-19.

Por Mark Hicar, Universidad de Buffalo, Universidad Estatal de Nueva York , para The Conversation.

*The Conversation es una fuente independiente y sin fines de lucro de noticias, análisis y comentarios de expertos académicos.