Un pequeño escarabajo arrasa con bosque... y no hay solución
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Un pequeño escarabajo arrasa con bosque... y no hay solución

COMPARTIR

···

Un pequeño escarabajo arrasa con bosque... y no hay solución

El escarabajo barrenador polífago, el cual en el 2008 infestó huertos en Israel y los árboles de California, ahora invade un bosque en Sudáfrica, poniendo en riesgo al 30 por ciento de los árboles.

Bloomberg /Pauline Bax
03/04/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Un escarabajo negro del tamaño de una semilla de sésamo está acabando con los árboles de Sudáfrica y nadie sabe cómo detenerlo.

Tras llegar desde el sudeste asiático hace unos cuatro años, el escarabajo barrenador polífago se ha propagado en Sudáfrica, desde la ciudad oriental de Pietermaritzburg, donde fue descubierto en 2017, hasta bosques indígenas en la costa oeste cerca de Ciudad del Cabo.

Como efecto secundario no deseado de la globalización, se cree que la plaga llegó junto con pélets de madera en un barco.

El insecto llamó la atención científica en 2008 tras infestar huertos de aguacates en Israel y luego fue hallado excavando en millones de árboles en la zona urbana del sur de California.

Ahora Sudáfrica probablemente enfrenta la mayor invasión en términos de área de superficie a la fecha.

Es probable que la plaga reduzca drásticamente el dosel verde de Johannesburgo, uno de los mayores bosques artificiales del mundo, y algunos expertos afirman que hasta un 30 por ciento de los árboles podría desaparecer.

El avance del insecto también podría perjudicar a las industrias de aguacate, macadamia, vino, frutas con hueso y nueces pecán del país, que representan una gran parte de los 11 mil millones de dólares en exportaciones agrícolas de la nación. En riesgo además están los robles emblemáticos de Stellenbosch, capital de facto de los viñedos pintorescos de Sudáfrica.

Mientras la mayoría de los escarabajos prefiere árboles muertos o moribundos, el barrenador polífago es una de las menos de 20 especies de escarabajos de corteza en todo el mundo que atacan agresivamente un abanico importante de árboles sanos, explicó Wilhelm de Beer, patólogo forestal de la Universidad de Pretoria quién lidera una red nacional de estudio del insecto que incluye investigadores de ocho universidades.

"Por lo general, estos insectos del bosque van por un árbol en particular", comentó De Beer. "Ahora tenemos algo que está en todos y eso lo hace muy difícil de estudiar, porque algunos árboles mueren en tres años, otros en cinco años y otros no mueren en absoluto. No podemos predecir qué va a pasar".

El escarabajo ha infestado huertos de nueces pecán en la provincia de Cabo del Norte y la industria del aguacate en el noreste del país está en alerta por un posible brote. Macadamias, melocotones y vides también pueden verse afectados, según el Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca.

Si bien el gobierno prometió 5 millones de rand (354 mil dólares) para investigación sobre control de plagas, hasta ahora la mayoría de los fondos provienen de la agricultura comercial: productores de pecán, macadamia y aguacate.

El escarabajo hembra se adentra en los árboles y deja hongos en el túnel para su descendencia que contienen un patógeno que bloquea la circulación del árbol.

Algunos se convierten en hospedadores reproductivos o criaderos y el hongo siempre es letal en el caso de los robles ingleses, los arces chinos y japoneses y los arces de negundo. El escarabajo no puede volar, pero se reproduce rápidamente y no tiene enemigos naturales conocidos en África.