Ciencia

¿Los neandertales nos habrán salvado de enfermar gravemente del COVID-19? Esto dice un estudio

La genética del ser humano juega un papel importante y algunos de ellos han sido aportados por nuestros ancestros, informaron investigadores de Japón y Alemania.

Un grupo de genes heredado de nuestros ancestros los neandertales puede reducir el riesgo de una enfermedad grave de COVID-19, según investigadores de la Universidad de Posgrado del Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa en Japón, y del Instituto Max Planck de Biología Evolutiva en Alemania.

Algunas personas se enferman gravemente del virus el SARS-CoV-2 y requieren hospitalización, mientras que otras tienen síntomas leves o, incluso, son asintomáticas. La investigación encontró que este grupo de genes reduce el riesgo de desarrollar una enfermedad grave por COVID en un 22 por ciento aproximadamente.

Hay varios factores que influyen en la susceptibilidad de una persona a tener una reacción grave, como su edad y la existencia de otras afecciones médicas. "Pero la genética de uno también juega un papel y algunos de ellos han sido aportados por los neandertales", explicó uno de los líderes del estudio, Svante Pääbo.

Estos genes, ubicados en el cromosoma 12, codifican enzimas que juegan un papel vital en ayudar a las células a destruir los genomas de los virus invasores. El estudio sugiere que las enzimas producidas por la variante neandertal de estos genes son más eficientes, lo que ayuda a proteger contra el COVID-19.

El nuevo estudio reveló que esta región genética es casi idéntica a la de un neandertal de hace 50 mil años del sur de Europa. Un análisis más detallado ha demostrado que, a través del mestizaje, las variantes llegaron a los antepasados ​​de los humanos modernos hace unos 60 mil años.

El año pasado, el profesor Svante Pääbo y su colega, el profesor Hugo Zeberg, informaron en la revista Nature que el mayor factor de riesgo genético identificado hasta ahora, duplicando el riesgo de desarrollar COVID-19 grave, se había heredado de los neandertales.

Su última investigación se basa en un nuevo estudio publicado en diciembre del año pasado por el consorcio Genetics of Mortality in Critical Care (GenOMICC) en el Reino Unido, que recopiló secuencias del genoma de 2 mil 244 personas que desarrollaron COVID-19 grave.

Ahora, en un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), los investigadores muestran que una de las regiones recientemente identificadas lleva una variante que es casi idéntica a las encontradas en tres neandertales: un neandertal de 50 mil años de Croacia y dos neandertales, uno alrededor de 70 mil años y el otro alrededor de 120 mil años, del sur de Siberia.

Sorprendentemente, este segundo factor genético influye en los resultados de COVID-19 en la dirección opuesta al primer factor genético, proporcionando protección en lugar de aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad de manera grave.

"Es bastante sorprendente que a pesar de que los neandertales se extinguieron hace unos 40 mil años, su sistema inmunológico todavía nos influye tanto de forma positiva como negativa", explicó el profesor Pääbo.

Científicos descubren 7 nuevas variantes de COVID-19 en EU

Científicos descubren que los dinosaurios herbívoros llegaron primero al hemisferio norte que los carnívoros