China abandona meta ambiental clave para combatir cambio climático por pandemia de COVID-19
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

China abandona meta ambiental clave para combatir cambio climático por pandemia de COVID-19

COMPARTIR

···
menu-trigger

China abandona meta ambiental clave para combatir cambio climático por pandemia de COVID-19

bulletUna Comisión de Gobierno advirtió que se necesitará relativamente más energía para mantener la actividad en el país.

Bloomberg
22/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Además de renunciar a una meta numérica para el crecimiento económico, la pandemia de coronavirus ha obligado a China a dejar de lado una segunda medición clave sobre la conservación de energía que se utiliza para marcar el progreso en la batalla contra el cambio climático.

China se esforzará por “una nueva caída en el consumo de energía por unidad de PIB”, dijo este viernes el primer ministro, Li Keqiang, en el Congreso Nacional del Pueblo en Beijing. Pero dejó de lado la disminución porcentual que se espera y que ha guiado la política desde 2014.

La omisión coincidió con un informe de la principal agencia de planificación económica de China, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, que decía que la eficiencia energética mejoró solo 2.6 por ciento el año pasado, incumpliendo el objetivo de 3 por ciento establecido por Li en la legislatura nacional en 2019.

Para el año que viene, la Comisión advirtió que se necesitará relativamente más energía para mantener la actividad, ya que “es probable que el impacto de la epidemia en el crecimiento económico sea mayor que el impacto en el consumo total de energía”.

Abandonar el objetivo muestra que “las consideraciones económicas claramente superaron a todos los demás asuntos, incluida la protección del medio ambiente”, señaló Li Shuo, asesor principal de políticas globales de Greenpeace en Beijing.

Otros fueron más reservados. Jonathan Luan, analista de BloombergNEF en Beijing, comentó que demuestra una “voluntad de ser prudente y conservador en medio del ataque del virus” que no socavará el deseo de China de reducir el consumo de energía y desarrollar la eficiencia en el sector.

China se comprometió a reducir su intensidad energética en 15 por ciento de 2016 a 2020, en un intento por reducir la contaminación y combatir el calentamiento global.

En gran medida iba camino a alcanzar esos objetivos en los primeros tres años. Sin embargo, para fines de 2019, antes de que llegara el coronavirus, la medida había disminuido en poco más de 13 por ciento, según la Comisión.

China no alcanzó su objetivo el año pasado, ya que la desaceleración del crecimiento económico llevó a formuladores de política a reducir las restricciones en la industria, ralentizar la transición del carbón y recortar los subsidios para una energía más limpia.

Mediante otras medidas, incluidas las emisiones de carbono por unidad de crecimiento económico, China ha superado sus compromisos internacionales. Pero el riesgo es que “COVID-19 podría cambiar las cosas”, dijo Li de Greenpeace.