CDMX

‘Vi personas atrapadas y escuché lamentos de pasajeros’, narra testigo

Tras el accidente en la interestación Los Olivos de esta Línea del Metro, Luis Fernando compartió que no dudó en regresar al lugar para ayudar a la gente.

Luis Fernando Díaz circulaba en su automóvil sobre Avenida Tláhuac cuando escuchó un tronido, “algo así como un rayo” al tiempo que el suelo se movió como si fuera un temblor. Al voltear vio colapsada la estructura elevada del Metro de la Línea 12.

El joven, quien viajaba con su esposa y suegra en un Tsuru GS3, no dudó en regresar al lugar para ayudar a la gente. “Todo fue de un momento a otro, algo inexplicable que te acelera el corazón y querer ayudar”, contó a El Financiero.

Díaz dijo que al llegar a donde fue el derrumbe tuvo miedo porque los cables de alta tensión estaban sueltos y la estructura del Metro aún se movía.


“Lo que hice fue regresarme a tratar de auxiliar a alguien, pero estaba muy inseguro. Se tronaron los cables de alta tensión, se volvió peligroso para todos y las estructuras del Metro se estaban moviendo muy feo”, narró.

Aun así, Luis Fernando se coordinó con otras personas para ayudar, él fue uno de los que ingresó a la estructura colapsada del Metro, subió a uno de los vagones que quedaron siniestrados y ayudó a sacar los heridos.

Fue ahí cuando sintió más de cerca la desesperación de la gente atrapada, algunos heridos, otros ya sin vida. “Estaba fatal adentro, se escuchaban muchos lamentos la gente que estaba sufriendo, algunos estaban prensados”, recordó.

Dijo que mientras estaba auxiliando a una persona, un joven se le acercó para pedirle ayuda diciendo que un niño menor de edad había quedado prensado en la unión de los dos vagones.


“Un joven suplicaba ayuda a un niño y hacia una señora, el niño, en su inercia, iba en la zona de unión de los vagones, donde a está la cinta métrica y ahí quedó, prensado, sí estaba muy feo”, agregó

-¿Tú viste a alguna persona fallecida?

-Sí, bastantes, vi como a unas ocho personas, atrapadas

Dijo que entre los heridos y heridas había incluso personas de la tercera edad que estaban en el vagón y no se podían ni mover. “A una señora se le rompió la cintura, entre varios la sacamos”.

Aseguró que no solo fueron las víctimas del Metro, sino de al menos tres vehículos que quedaron prensados debajo de la estructura colapsada. Entre ellos un taxi de la Ciudad de México y otras dos unidades, una negra y otra roja.

La noche del lunes colapsó una estructura y se desplomó un convoy del Metro, en un accidente que dejó 23 muertos, entre ellos menores de edad, y 79 personas hospitalizadas.