Café chiapaneco toma por asalto los bares
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Café chiapaneco toma por asalto los bares

COMPARTIR

···
menu-trigger

Café chiapaneco toma por asalto los bares

bulletUn destilado mexicano hecho con grano orgánico cosechado en Chiapas irrumpe en las barras de algunos de los bares más exclusivos.

Lizbeth Hernández
01/03/2018
Actualización 28/02/2018 - 22:58
El café chiapaneco está tomando por asalto algunas de las barras más importantes.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Una taza espumosa de café recién hecho es una invitación difícil de rechazar. En la mañana, a medio día, a la hora de la comida, a media tarde y en la noche… Por lo general se bebe caliente, pero su perfil aromático y gustativo da para más. ¿Qué tal mezclado con ginebra, mezcal, tequila, whisky o vino espumoso? El café es el nuevo integrante de las mejores barras de la capital.

“Es un sabor que no desentona para nada, con limón y naranja se pone fresco y divertido, con mezcal y campari hace las veces de digestivo, y con whisky y licor de chile ancho se arman tragos sofisticados”, asegura Marco Aurelio Dorantes, mixólogo del bar Fifty Mils, que se ubica dentro del hotel Four Seasons Ciudad de México.

Dorantes es uno de los impulsores de la fiebre cafetera que busca posicionarse en bares, antros y discotecas. Creó seis tragos que promociona con sus homólogos y asegura que ellos se han mostrado sorprendidos de su versatilidad. Ante la complejidad de tener siempre café recién molido en la barras se inclinan por Corajito, licor mexicano que debuta en el mercado y está hecho a base de café de grano, hierbas y especias como clavo, canela y tomillo.

Ese destilado es la base para crear fusiones cocteleras. El café que se utiliza en su elaboración es orgánico cosechado en Chiapas –filtrado en frío para que conserve sus cualidades antioxidantes y su sabor dulce–, que después se mezcla con un licor digestivo.

“Cada 45 mililitros contienen aproximadamente un cuarto de taza de espresso, es una bebida ideal para mezclar que se digiere de manera amable”, agrega Dorantes.

Mauricio Castellanos, director de Sin Rival Destilados, empresa mexicana que debuta en el mercado con Corajito, sostiene que crearon el destilado porque su objetivo es “romper paradigmas y demostrar que el café también se pude convertir en un favorito de las barras”.

Como primera estrategia se vende en pocos restaurantes –Zaranda, Zanaya y Bistro Béc–, en su página y en bares de alta coctelería, como son los únicos tres mexicanos que aparecen en la lista de los 100 World’s Best Bars 2017: Licorería Limantour (14), Fifty Mils (61) y Hanky Panky (75).

Castellanos asegura que otra de las razones que influyeron en la creación el licor es el alto consumo de los carajillos, mezcla de café espresso con licor del 43 y que por lo regular se bebe como digestivo. El sabor de su destilado clásico es menos dulce que el carajillo tradicional, pero también tienen una versión con avellanas.

“El tequila y el mezcal tiene su fama, viene el tiempo del café, qué mejor que sea mexicano y se posicione en las barras del mundo”, puntualiza el mixólogo.