Así es el hotel en Polanco que te enamorará a primera vista
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Así es el hotel en Polanco que te enamorará a primera vista

COMPARTIR

···

Así es el hotel en Polanco que te enamorará a primera vista

Pug Seal, 'boutique bed & breakfast' pone atención al detalle para agasajar a quienes buscan exclusividad y descanso en la zona de Polanco.

Lizbeth Hernández
02/04/2019
Alojamiento
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Cuando las personas no duermen en casa la exigencia es mayor. La experiencia de un alojamiento no sólo seduce a primera vista; interiorismo y funcionalidad deben estar en sintonía para satisfacer y provocar el regreso o la recomendación.

El competido mercado de los hoteles obliga a crear lugares íntimos que sumen un estilo único con atención personalizada. Ese es el objetivo de Pug Seal, boutique bed & breakfast que pone atención al detalle para agasajar a quienes buscan exclusividad y descanso en la zona de Polanco.

Se ubica en la calle Anatole France y se inaugurará oficialmente el próximo viernes 5 de abril con cuatro pasarelas. En una de ellas presentará su propuesta Carla Fernández.

El concepto es el mismo que la marca maneja en las sucursales de Allan Poe y Tennyson. Casonas antiguas con una cuidadosa restauración en las que la modernidad se introduce para armonizar espacios. El proyecto de interiorismo es tan singular que el belga Dirk Jank decora con muebles del siglo pasado y el actual, jarrones orientales, figuras japonesas y cuadros de inspiración religiosa. Uno de los cuartos tiene una cabeza de vaca disecada arriba de la cabecera; los encargados aseguran que la experiencia está reservada para unos cuantos.

El eclecticismo y la armonía son su sello. Todo suma, incluso el letrero del extinto cine Santos Degollado, cuyas luces decoran la terraza bajo el cielo nocturno. Terciopelo e inspiración floral son los medios para crear intimidad e invitan al descanso en mullidas camas con variedad de almohadas.

Cada una de las 26 habitaciones tiene decoración propia. Algunas cuentan con terraza pequeña y un par de sillas para salir a relajarse, otras tienen estancias amplias con sillones incluidos, un par con tina de hidromasaje desde la que se puede echar un ojo al verdor de áreas privadas o cerrar los ojos y disfrutar. La joya de la corona es la habitación con jacuzzi que está en la planta alta y tiene área de descanso y un par de camastros.

El concepto está ideado para seducir a quienes -por placer o negocios- tengan que moverse en el área de Polanco. Hay scooters y bicicletas que se prestan a los huéspedes para los trayectos cortos.

En el vestíbulo, un piano fabricado en Boston durante el siglo pasado invita a la práctica. Se ha convertido en uno de los atractivos del lugar porque hay varios clientes que no resisten la tentación.

Cada una de las habitaciones tiene un refrigerador con bebidas de cortesía. En el comedor en el que se sirve el desayuno siempre hay opciones calientes y frías, además de fruta y pequeños refrigerios para picar. Incluso el tequila es cortesía de la casa; una copita como digestivo o para conciliar el sueño, recomienda el recepcionista.

El desayuno también está incluido. En la variedad gastronómica conviven aguacate, chilaquiles, huevos pochados, rancheros y pan francés. El check out es a las 12:00 horas, tiempo ideal para salir a caminar.