ABC de la nutrición para enseñar a tus hijos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

ABC de la nutrición para enseñar a tus hijos

COMPARTIR

···

ABC de la nutrición para enseñar a tus hijos

Pon el ejemplo de una alimentación sana a tus hijos para que lo apliquen toda su vida.

Lizbeth Hernández
02/05/2018
Enseña a tus hijos estas simples medidas para llevar una buena alimentación
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

L os hábitos alimenticios, la higiene y un estilo de vida saludable se aprenden en la niñez. Desde los 0 y hasta los 12 años, los pequeños definen rasgos de su personalidad guiados por mamá y papá, por lo que los especialistas recomiendan promover, sobre todo, una alimentación adecuada como cimiento.

Entre las recomendaciones de la nutrióloga Guadalupe Herrera están prácticas sencillas como involucrar a los niños en la compra y en la preparación de alimentos, desayunar juntos diariamente y establecer horarios para cada tiempo de comida, sobre todo, para que los niños reconozcan funciones como la saciedad y el hambre.

“Por lo general todos los integrantes de la familia tienen la misma constitución física, por supuesto que hay una carga genética importante, pero los hábitos gustativos de mamá y papá son copiados por sus hijos”, asegura el doctor Frank Suárez, especialista en metabolismo.

Ambos señalan que la niñez es la etapa adecuada para no prohibir y con ello aumentar el deseo de comer en exceso, por lo que se les debe enseñar cómo balancear porciones y cuidar la ingesta de productos procesados, almidones y azúcares en exceso.

Un niño no debe comer lo mismo que un adulto, todos necesitan una dosis adecuada de vitaminas, minerales, hidratos de carbono, proteínas y grasa, pero en diferentes proporciones.

Placeholder block

Entre los consejos básicos de nutrición que promueve la Organización Mundial de la Salud están comer al menos cinco porciones de frutas y verduras para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades no transmitibles, y reducir las porciones de grasa, al preferir preparaciones al vapor, al horno en lugar de freídos y empanizados.

Sobre cómo usar adecuadamente sal y azúcar se recomienda no poner ambos condimentos en la mesa, y evitar salsa de soya, bebidas azucaradas, jugos enlatados, refrescos y golosinas.

“Es un tema que no se puede tomar a la ligera con los crecientes índices de obesidad en el mundo. Niños sanos serán adultos sanos, esa idea del gordito bonachón y simpático está muy alejada de la realidad”, agrega Suárez.