Tu computadora tiene vida después de su muerte
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tu computadora tiene vida después de su muerte

COMPARTIR

···

Tu computadora tiene vida después de su muerte

Desde 2012 y hasta el cierre de 2018 más de 5.2 mil toneladas de productos de la empresa se han recolectado y reciclado. Aquí te contamos cómo tu viejo equipo puede convertirse en otro gadget.

Isaid Mera
01/04/2019
Planta de reciclaje de HP en Brasil.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

¿Qué haces con tu vieja computadora una vez que deja de funcionar? ¿La mandas simplemente al basurero como un desperdicio común después de todo lo que hizo por ti?

Una laptop que ya dio sus mejores años puede ‘reencarnar’ en una impresora. El poeta mexicano Jaime Sabines decía que enterrar a los muertos era costumbre salvaje y en la planta de reciclaje de HP en Sao Paulo, Brasil, esas prácticas no tienen lugar.

El proceso de reencarnación de los equipos es más o menos simple: las computadoras son registradas cuando llegan y se inicia el proceso con la separación de sus partes. Aquellos componentes que no sirven para el reciclaje final son apartados y se les busca alguna otra función.

Luego, el ‘ritual’ consiste en dividir los distintos materiales que componen a una computadora, como metales y plásticos. En este último punto es importante una nueva separación de los diferentes tipos de plásticos, ya que estos son los que luego se reintegrarán a la cadena de producción. Metales y otros materiales se dan a otras industrias, como la siderúrgica, para que sean empleados en sus procesos.

El camino al inframundo de los plásticos pasa por un molino, donde son triturados para reducir significativamente su tamaño y posteriormente serán derretidos para luego ser enviados al proceso de extrusión, en el cual se moldea el material.

Cuando finaliza este proceso quedan dos tipos de plásticos, uno blanco y uno negro, y continúan a un proceso de selección, porque hasta en la reencarnación tecnológica hay filtros de calidad. Y como no podría ser de otra manera, la pureza de los componentes es el elemento de diferenciación.

Las pruebas comienzan con la identificación de la composición plástica, seguida de la mencionada evaluación de la pureza y, posteriormente, se prepara una pieza de prueba a la que se le realizarán exámenes de fluidez, es decir, si tiene la suficiente viscosidad; de impacto, para medir su resistencia; y de color, ya que debe seguir la orientación cromática exacta que se emplea en los productos de HP.

Una vez que es aprobado el plástico y tiene la ‘bendición’, el material volverá a la vida como parte de los componentes de las impresoras de la compañía.

El impacto en el medio ambiente y la sustentabilidad son fundamentales para el proceso de reinvención de HP, de acuerdo con ejecutivos de la firma.

“Estamos 100 por ciento enfocados en asegurarnos de hacer nuestra parte para preservar el planeta para las generaciones venideras”, dijo Nate Hurst, director de sustentabilidad e impacto social de la compañía. “HP controla una de las cadenas de suministro globales más grandes de la industria, lo que nos brinda la oportunidad única de tener un impacto real en la economía circular en todo el mundo”.

Desde 2012 y hasta el cierre de 2018, más de 5.2 mil toneladas de productos de la empresa, entre hardware, consumibles de impresión, baterías y accesorios, se han recolectado y reciclado en el centro de transformación de HP en Brasil. Desde entonces se han fabricado más de 8.2 millones de impresoras con contenido reciclado. Quizá tengas una de ellas.

Además, en 2017 se lanzaron impresoras HP Ink Tank fabricadas en Brasil para el mercado de Latinoamérica, que contienen 12 por ciento de contenido reciclado de plástico. En 2018, aumentaron la cantidad a 20 por ciento y el objetivo es alcanzar 32 por ciento para el próximo año.

En el caso de las computadoras, la mayoría llegan principalmente a través de empresas, aunque en consumibles de impresión, como cartuchos, son los consumidores los que aportan la mayoría a través de los más de 400 puntos de recolección que tiene HP en Brasil.

México, aunque no cuenta todavía con una planta de reciclaje de viejos equipos de tecnología como la de Sao Paulo, también es parte de HP Planet Partners, una iniciativa de la empresa para impulsar la sustentabilidad, por lo que los consumidores pueden entregar sus residuos de impresión en tiendas autorizadas o bien, solicitar la recolección a través de la página de internet de la compañía y sus teléfonos. Tu computadora también podría ser candidata a un proceso de reencarnación.