¿Para qué te sirve un MBA? 5 decanos de EU te explican por qué deberías considerarlo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Para qué te sirve un MBA? 5 decanos de EU te explican por qué deberías considerarlo

COMPARTIR

···

¿Para qué te sirve un MBA? 5 decanos de EU te explican por qué deberías considerarlo

Puede parecer una opción demasiado cara y a la que se le invertirá mucho tiempo, pero los resultados y habilidades obtenidas, según los expertos, podrían traer mayores remuneraciones en el futuro.

Bloomberg / Shelly Hagan
04/11/2019
Actualización 04/11/2019 - 18:28
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las escuelas de negocios de Estados Unidos tienen un problema: ya no hay suficientes personas que quieran hacer un Master of Business Administration (MBA).

La expansión continua del mercado laboral en Estados Unidos ofrece pocos incentivos para quienes contemplan un título de posgrado en negocios y muchas personas consideran que se gasta mucho tiempo y dinero en conseguir uno.

Por otra parte, los discursos antiinmigrantes de la administración de Donald Trump asustan a los estudiantes de países fuera de Estados Unidos, un mercado al que no se debe desalentar ya que a menudo paga el precio completo en lugar de optar por una beca.

A pesar de la disminución de las solicitudes, las universidades continúan aumentando el costo de sus programas, colocando a los MBA fuera del alcance de muchas personas con excepción de los más ricos o de aquellos que están dispuestos a obtener una fuerte deuda en lugar de buscar un trabajo bien remunerado de inmediato.

Muchas escuelas están optando por promocionar programas de aprendizaje experimental que colocan a los estudiantes dentro de las empresas durante el transcurso del programa. Algunas otras instituciones optan por expandir sus ofertas de cursos en línea para estudiantes que no piensan en cambiar de ciudad.

Bloomberg Businessweek habló con decanos de cinco escuelas de negocios en Estados Unidos quienes consideran que aún es importante obtener un MBA y explican las razones por las que los estudiantes deberían considerar uno para su futuro.

Antonio Bernardo, decano de la Facultad de Administración de Anderson de la UCLA argumenta que hoy más que nunca un MBA es valioso y relevante. Parte importante, dijo, es que los conocimientos que se integran actualmente a este tipo de programas han cambiado su enfoque a problemas aplicados a la tecnología.

Un estudiante que sepa lidiar con los diversos problemas éticos y legales provocados por las preocupaciones sobre la privacidad de los datos, así como las regulaciones ambientales, tendrá ventajas al acceder y crecer dentro de una corporación.

“Las habilidades que hoy se aprenden en un MBA son más valiosas que nunca, y mucha gente está hablando de ello como si fuera un grado que está perdiendo relevancia”, dijo.

La Facultad de Anderson, número 12 en el ranking de Bloomberg Businessweek de este año, se beneficia de su ubicación en Los Ángeles, que tiene un gran número de empresas de tecnología, atención médica y medios de comunicación a su alrededor.

Uno de los principales impedimentos es el alto costo que representa tomar un MBA. Brigitte Madrian, de la Marriott School of Business en la Universidad Brigham Young, dice que su programa ofrece una alternativa asequible gracias al apoyo financiero que su institución tiene con una iglesia.

La matrícula llega a 27 mil 720 dólares para todo el programa de dos años. El precio no es precisamente bajo, pero estudiarlo en otra institución y sin el patrocinio de la iglesia puede costar hasta el doble, por ejemplo el Mendoza College of Business de Notre Dame cobra una matrícula anual de 56 mil 338 dólares.

“Nuestros estudiantes se van con menos de 25 mil dólares de deuda en promedio”, dice Madrian. “Esta carga de deuda relativamente baja les permite pensar de manera diferente acerca de sus opciones de empleo luego de graduarse, centrarse menos en el salario inicial y pensar más en el crecimiento y desarrollo profesional”, añadió.

Independientemente del estado actual de la economía, el decano Matthew Slaughter de la Tuck School of Business en Dartmouth dice que siempre habrá un grupo considerable de solicitantes de programas MBA, quienes ven el título como la fuente principal de habilidades analíticas, experiencia funcional y capacidades de liderazgo que las empresas buscan.

Slaughter dice que Tuck está adaptando su plan de estudios para mantenerse al día con lo que estudiantes y empleadores demandan, dada la irrupción tecnológica en las industrias.

En 2017, dijo, la escuela retiró sus cursos de estadística volviéndolos cursos de análisis de datos.

Manoj Malhotra, de la Weatherhead School of Management de la Universidad Case Western , explica que un programa ejecutivo que involucra al estudiante al campo laboral mientras se prepara puede hacer valer la pena la inversión.

La Universidad Case Western ofrece un programa de MBA ejecutivo en conjunto con la Clínicia Cleveland y desarrolla un nuevo programa de atención médica ofrecido por estudiantes de tiempo completo, para experimentar el campo laboral real durante la preparación.

También añadió recientemente una serie de materias que se relacionan con el STEM, relacionadas con Ciencia, Tecnología y Matemáticas, para completar el programa con conocimientos de tecnología que puedan ser aplicados al sector salud.

Considera que el proceso de reclutamiento debe ajustarse y enfocarse más en la calidad que en la cantidad. “Parte de un esfuerzo por mejores resultados en la colocación de pasantías y oportunidades de trabajo”, dijo.

Francesca Cronelli, de la Kellogg School of Managemente en la Northwestern University , dice que un programa de MBA que enfatiza el trabajo en equipo y la colaboración es la mejor manera de preparar a los estudiantes a un panorama corporativo cambiante como el actual.

“No solo te estamos preparando para el próximo trabajo o para los próximos cinco años”, dijo. “Te estamos preparando para prosperar en el mundo del cambio”, añadió.

Si bien la matrícula de Kellogg es costosa (de 101 mil 288 dólares al año) Cronelli dice que los resultados valen la pena. El 98 por ciento de los estudiantes de Kellogg reciben una oferta de trabajo bien remunerada (de hasta 150 mil dólares anuales) durante los primeros tres meses luego de su graduación, según Cornelli.

Síguenos en Twitter