La extraña adopción del cannabis en Tailandia
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La extraña adopción del cannabis en Tailandia

COMPARTIR

···

La extraña adopción del cannabis en Tailandia

A pesar de una historia con severas leyes antidrogas, podría convertirse en un importante proveedor al globalizarse la sustancia.

Bloomberg / Natnicha Chuwiruch
16/08/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El pronóstico para el mercado legal de cannabis en Asia es prometedor: se espera que aumente a 8 mil 500 millones de dólares para 2024 de prácticamente cero en la actualidad. Una de las principales interrogantes que surgen de este mercado potencial es cuál país se establecerá como el líder y proveedor. Por sorpresa, Tailandia tiene una buena oportunidad.

Aunque sus leyes pueden penalizar la posesión de mariguana con hasta 15 años en prisión y una enorme multa, el país también fue uno de los primeros en Asia en legalizar la mariguana médica. Tailandia está por convertirse en la capital del cannabis de la región con sus potentes cepas, pero para ganarse el título, debe apurarse para aprobar la legalización de la mota para uso recreativo. Países vecinos también legalizan la mariguana médica y podrían ganarle el mercado.

El año pasado, el país legalizó la mariguana médica con aprobación del primer ministro Prayuth Chan-Ocha, quien entonces dirigía la junta de Tailandia y ahora dirige el gobierno civil tras una disputada elección general en marzo. Un miembro clave de su coalición fomenta la legalización completa en Tailandia, con un crecimiento proyectado a 661 millones de dólares en cinco años, según el investigador de la industria de cannabis Prohibition Partners.

Anutin Charnvirakul, el líder millonario del partido político Bhum Jai Thai, ayudó a Prayuth a formar una coalición gobernante y se espera que use esa plataforma para intentar cumplir con su promesa de campaña de legalizar la mariguana. La posibilidad de tal medida aumentó el 10 de julio cuando Anutin fue nombrado vice primer ministro y ministro de salud pública. Intenta eliminar las restricciones que complican, incluso para aquellos a quienes se les aprobó el consumo de la mariguana médica, el acceso al cannabis, dijo en un comunicado del partido el 21 de junio. Los dos puestos clave de Anutin le facilitan presentar cambios regulatorios para legalizar el cultivo, aunque no se espera que cambien las severas leyes contra el narcotráfico de Tailandia incluso si se legaliza la hierba recreativa.

No es la única nación que reconsidera el cannabis. Malasia y Laos sopesan legalizar el uso médico del cultivo y la cámara baja de Filipinas aprobó una ley para la mariguana medicinal. “Para que Tailandia se convierta en el líder asiático en el campo de cannabis, sin duda se necesitaría que ni China ni Japón legalicen el cannabis”, asegura Alexandra Curley, directora de insights de Prohibition Partners.

Aunque la mariguana sigue siendo ilegal en China y Japón, los dos países serían los segmentos más grandes del negocio del cannabis asiático en los próximos cinco años, con mercados proyectados de 4 mil 400 millones de dólares y 2 mil 100 millones de dólares, respectivamente.

La gran base de consumidores de China y los elevados precios de Japón (a 53 dólares el gramo, los más altos del mundo, según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito) explican por qué son tan valiosos ambos mercados.

La cercanía y fuertes lazos comerciales de Tailandia con ambos países significa que podría atraer a pacientes que buscan remedios nacionales o exportar sus productos de cannabis médico si cambian las leyes en la región. Corea del Sur y Australia, otros dos mercados atractivos para el consumo de la hierba, ya permiten que se importe y exporte la mariguana médica.

“El mercado asiático desafiaría y quizás superaría los mercados norteamericanos en los próximos 5 a 10 años”, afirma Brian Armstrong, director general de Vinzan International, una compañía canadiense de agricultura comercial que toma cultivos de cannabis de socios en mercados de bajo costo y los procesa para exportarlos. Vinzan monta operaciones de cannabis en Laos y considera actualmente expandirse a Tailandia.

Luego de que críticos expresaron su preocupación de que los extranjeros monopolizaran el mercado, el gobierno tailandés ha tomado medidas para limitar las aprobaciones operativas para inversores de fuera. “Queremos ser el líder en la mariguana”, dice Sopon Mekthon, presidente de la Organización Farmacéutica Gubernamental, el esfuerzo de investigación de cannabis del Estado. “Nuestra marca es fuerte y tenemos conocimiento de medicina tradicional tailandesa de hace 300 años”.