Este hombre libra una pelea multimillonaria con Boeing
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Este hombre libra una pelea multimillonaria con Boeing

COMPARTIR

···
menu-trigger

Este hombre libra una pelea multimillonaria con Boeing

bulletRusdi Kirana era uno de los mayores clientes de Boeing y ahora amaga con cancelar los cuantiosos pedidos de aviones que hizo en los últimos meses.

Bloomberg Por Harry Suhartono y Angus Whitley con la asistencia de Thomas Kutty Abraham.
25/01/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El accidente de un avión de Boeing Co. que mató a 189 personas en Indonesia se está convirtiendo en una disputa de 22 mil millones de dólares entre el fabricante de aeronaves y uno de los jefes de aviación más influyentes de Asia.

En una rara disputa entre el planificador y uno de sus mayores clientes, el jefe de PT Lion Mentari Airlines amenazó con cancelar un pedido de aviones de miles de millones de dólares, debido a, lo que dice, es la reacción injusta de Boeing ante el accidente.

El hombre que se enfrenta al gigante de la aviación es Rusdi Kirana, propietario de Lion Air, y aunque era poco conocido fuera del sureste asiático antes del accidente, es una leyenda en la industria.

Dieciocho años después de que él y su hermano alquilaron un Boeing 737-200 para iniciar un servicio desde Yakarta a Bali, Kirana, de 55 años, convirtió a Lion Air en la aerolínea más grande de Indonesia.

“Es, en virtud de la importancia de Indonesia, en este momento probablemente la figura más importante de la aviación en el sureste asiático”, afirmó Shukor Yusof, fundador de la consultora de aviación Endau Analytics en Kuala Lumpur.

El gusto de Kirana por la expansión de sus operaciones, que quiere iniciar vuelos a destinos tan lejanos como Londres y Dubái, lo ha convertido en un cliente clave tanto para Boeing como para su rival europeo Airbus.

Lion Air es el tercer comprador más grande del 737 actualizado de Boeing. Pero siete semanas después de que un 737 Max operado por el transportista se hundió en las aguas de Yakarta, Kirana inició una disputa pública con el fabricante. Lion Air está redactando documentos para desechar pedidos por 22 mil millones de dólares con Boeing porque, según el directivo, el fabricante implicó injustamente a su aerolínea en el desastre.

“Estaba en una situación difícil y decidieron golpearme”, señaló Kirana en una entrevista en Yakarta, refiriéndose a la respuesta de Boeing al informe preliminar de Indonesia sobre el accidente. “Se han estado comportando de forma poco ética, han estado actuando de manera inmoral en esta relación, por lo que simplemente vamos por caminos separados”.

Boeing no quiso comentar sobre el pleito con Kirana, pero en un comunicado dijo que “Lion Air es un cliente valioso y lo estamos apoyando en este momento difícil”. La compañía afirmó tomar medidas para comprender todos los aspectos del accidente, y trabaja estrechamente con el equipo de investigación y todas las autoridades reguladoras involucradas.

La disputa gira en torno al peor desastre aéreo de Indonesia en dos décadas. Tras el despegue el 29 de octubre, los pilotos del vuelo 610 de Lion Air lucharon para controlar su 737 Max, ya que los datos erróneos de un sensor forzaron a la aeronave a inclinar su nariz hacia abajo, según el informe preliminar, que incluía pruebas del vuelo del avión. La aeronave se estrelló contra el mar de Java minutos después de dejar Yakarta, matando a todos a bordo.

El informe del Comité Nacional de Seguridad del Transporte de Indonesia no encontró una causa para el accidente. Pero mostró que un sensor defectuoso no se reparó antes del vuelo fatal, a pesar de que falló en el viaje anterior del avión y criticó la cultura de seguridad de Lion Air. La grabadora de voz de la cabina de la nave aún no se ha encontrado.

La respuesta de Boeing al informe molesta a Kirana. En un comunicado, el fabricante con sede en Chicago señaló que el avión accidentado había sufrido problemas de velocidad y altitud en vuelos anteriores, incluso tras su mantenimiento. Y Boeing apuntó que los pilotos en el vuelo inmediato anterior habían superado problemas similares siguiendo los procedimientos apropiados. Añadió que el 737 Max es tan seguro como cualquier avión que haya volado.

Placeholder block
Los investigadores examinan las piezas del motor en el aeropuerto de Yakarta el 7 de noviembre.Fuente: Bay Ismoyo

Kirana tomó la respuesta como un intento de Boeing para echarle la culpa a él. “El avión estaba teniendo un problema”, dijo. “Yo era el cliente ¿por qué lo están haciendo ahora y contra mí, creando una percepción de que yo tenía la culpa del accidente?”.

Según Kirana, Boeing aún tiene que entregar 250 aviones a Lion Air. El sitio web de pedidos y entregas del fabricante muestra 188 solicitudes incompletas.

Es casi imposible cancelar los pedidos de aviones sin penalizaciones financieras. En la entrevista, Kirana rechazó las sugerencias de que su amenaza a las compras es una estratagema para recortar una cartera de pedidos innecesariamente grande y que Lion Air está batallando para pagar sus aviones. Las entregas de la aerolínea están totalmente financiadas hasta fines de 2020, afirmó la empresa indonesia.

Pero Kirana puede tener otras opciones y una gran cancelación de un cliente importante que cuestionó la confiabilidad del avión más vendido de Boeing podría tener repercusiones para el fabricante, incluso si logra imponer multas económicas a Lion Air.

Si Kirana no puede anular las órdenes, aún podría ser capaz de revender o arrendar el nuevo avión Boeing a otras aerolíneas, comentó Gerry Soejatman, un analista de aviación de Indonesia. Eso, a su vez, distorsionaría el mercado de los Boeing 737 nuevos y usados, dijo. “El ecosistema está muy entrelazado”.

Incluso después de un accidente grave es raro que surja una disputa pública entre las aerolíneas y los fabricantes de aviones grandes cuando no se ha determinado la causa del accidente. Pero Kirana tiene una reputación de dureza y perseverancia.

“Es muy leal a quienes están dentro de su círculo, siempre y cuando no lo traicionen”, explicó Soejatman. “Puede ser muy implacable”.

Kirana, quien alguna vez fue vendedor de productos como máquinas de escribir e ingredientes para pasteles, conoció por primera vez cómo funciona la industria de la aviación a los 27 años, cuando sostenía pancartas con los nombres de los clientes en el aeropuerto, para ayudarles con las costumbres y el tránsito. A finales de la década de 1990, se encontró con un artículo sobre la venta de boletos en línea.

“En ese momento me di cuenta de que esto haría que el negocio de la agencia de viajes se volviera obsoleto”, señaló en entrevista. “Ese fue el instante en que contemplé la creación de una línea aérea”.

Con los ahorros de sus diversos trabajos, él y su hermano alquilaron un avión, diseñaron algunos uniformes, contrataron cuatro miembros de tripulación y crearon Lion Air. En los primeros días, la aerolínea era tan desconocida que los agentes de viajes se negaron a pagar un depósito cuando recibieron sus boletos. Entonces, Kirana les permitió pagarle después de que vendieran los asientos.

Ahora, Lion Air como grupo tiene cerca de 350 aviones que vuelan a alrededor de 300 ubicaciones, con otros 467 aviones de Boeing y Airbus en espera de llegar. Kirana, exasesor del presidente Joko Widodo, ahora es embajador de Indonesia en Malasia y ya no está a cargo de la gestión diaria de la aerolínea.

Pero la pérdida del vuelo JT610 lo ha puesto en la mira a nivel mundial y ha hecho que se apoye en su fe para lidiar con la tragedia.

“Este problema es serio”, aseveró. “En Dios descargo este peso”.