En este país los abuelitos que usan tenis serán los empleados 'estrella' de Uber Eats
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

En este país los abuelitos que usan tenis serán los empleados 'estrella' de Uber Eats

COMPARTIR

···
menu-trigger

En este país los abuelitos que usan tenis serán los empleados 'estrella' de Uber Eats

bulletEn un país en donde los pañales para adultos superan a los de bebés, Uber tuvo una idea para sus entregas de Uber Eats: emplear a los adultos mayores que gustan de ejercitarse.

Bloomberg I Pavel Alpeyev y Takahiko Hyuga
04/07/2019
Actualización 04/07/2019 - 22:47
Uber tiene un 'arma secreta' para entrar a Japón: la personas mayores.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La estrategia de Uber para Japón, en donde está prohibido compartir viajes, es tan única como el propio país: imagina a una abuelita en tenis entregando ramen.

El director ejecutivo Dara Khosrowshahi estuvo en Japón esta semana para resaltar la importancia del mercado en este país, en el que la empresa con sede en San Francisco ha desarrollado un creciente negocio de entrega de alimentos, pero que ha mantenido los viajes limitados a los alquileres de automóviles negros y los despachos de taxis.

El archipiélago también es el hogar del mayor accionista de Uber, SoftBank, y donde planea impulsar al personal el próximo año.

"Los adultos mayores se están inscribiendo en los correos de Uber Eats", dijo Khosrowshahi a Bloomberg News. "Eats ha sido un gran éxito para nosotros en Japón. Será una introducción muy efectiva a la marca Uber ".

La creación de Uber Eats podría ser la mejor oportunidad de la compañía, por ahora, para capturar ingresos en la tercera economía más grande del mundo.

Según su CEO, más de 10 mil restaurantes y 15 mil correos forman parte de una red de distribución que abarca 10 ciudades japonesas. Lo que pone el servicio al alcance de alrededor del 15 por ciento de la población, en comparación con el 70 por ciento en Estados Unidos, cuestión que deja mucho espacio para crecer, afirmó.

Con una tasa de desempleo del 2.4 por ciento, cerca del mínimo de un cuarto de siglo, el mercado laboral de Japón es apretado.

La población está envejeciendo; los pañales para adultos superan a los pañales para bebés. Las personas mayores están aprovechando la entrega de alimentos para encontrar trabajo, además de recibir comida caliente en sus puertas.

Mientras que la mayoría de los trabajadores realizan el envío en bicicleta o scooter, las personas mayores en busca de ejercicio lo hacen a pie, dijo Khosrowshahi. "Esto es algo único de Japón, y estamos buscando si podemos expandirnos al resto del mundo", dijo el CEO.

Para respaldar su negocio de Eats, así como sus esfuerzos para ofrecer servicio de despacho a las compañías de taxis, Uber planea aumentar la dotación de personal a tiempo completo en Japón en más del 30 por ciento el próximo año, en áreas como gestión, ventas y operaciones locales. Incluso a ese ritmo, sigue siendo una pequeña proporción de la plantilla global de Uber.

Dadas las estrictas regulaciones de Japón contra el viaje compartido, Uber ha optado por trabajar con los reguladores. Implementó un programa piloto en 2016 para brindar transporte a las personas mayores en la pequeña ciudad costera de Tangocho, que tiene cada vez más escasos servicios de transporte público para la población envejecida.

El año pasado, Uber pasó a asociarse con compañías locales de taxis. Ahora tiene acuerdos con ocho compañías de taxis en varias ciudades, incluidos los populares destinos turísticos de Kioto, Osaka y Hiroshima.

Sony, la startup de taxi en Japón y la china Didi Chuxing se encuentran entre las que han lanzado aplicaciones de taxis que compiten entre sí, con el objetivo de facilitar a los consumidores el transporte y llegar a sus destinos. Uber Black, el servicio de alquiler de automóviles, actualmente está disponible solo en Tokio.

El CEO también se tomó un tiempo durante su visita a Tokio para reunirse con Masayoshi Son, de SoftBank, que ha creado una participación del 13 por ciento en Uber, por un valor de alrededor de 9 mil 800 millones de dólares.

"Si estoy en Japón, puedes apostar a que voy a ver a Masa", dijo Khosrowshahi. "Masa está realmente enfocado a ver a dónde llevaremos nuestro negocio dentro de tres años y más allá".

El ejecutivo de SoftBank está en el proceso de recaudar dinero para un segundo Vision Fund de 100 mil millones de dólares. La pregunta es qué activos podría vender para financiar la parte de SoftBank de otro fondo de inversión. Son recaudó 28 mil millones de dólares para el primer fondo, en parte, al vender su participación lucrativa en Alibaba.

Si bien Khosrowshahi se negó a detallar lo que él y Son discutieron, lo que sí se debe a que el compromiso de SoftBank con Uber es a largo plazo. Takeaki Nukii, un portavoz de SoftBank, no pudo comentar inmediatamente sobre el tema.

"Masa y yo, hablamos de crecimiento", dijo Khosrowshahi. "No hablamos de salida".