¿El aire de tu casa está limpio?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿El aire de tu casa está limpio?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿El aire de tu casa está limpio?

bulletEn esta cuarentena es muy importante mantener las toxinas que desprenden los sillones, alfombras y pinturas lejos de tus pulmones.

Bloomberg / Joe Harper
07/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Como muchos diseñadores de interiores, a Brigette Romanek le encanta la pintura de alto brillo, un acabado que sea tan destellante que casi pueda ver su reflejo. Pero la decoradora que radica en Los Ángeles, California, tuvo que reconsiderar sus métodos luego de haber aplicado el tratamiento habitual a las paredes interiores de una casa ubicada en Hancock Park y sus clientes casi enferman por el olor.

Romanek esperaba que los vapores de la pintura se hubieran disipado en una semana, cuando los clientes regresaran de vacaciones, pero se dio cuenta de que el sentido del olfato no siempre es el mejor juez de la calidad del aire. “En ese mismo momento lo comprendí”, dice la diseñadora, quien ha trabajado para gente como Gwyneth Paltrow y Beyoncé. “Mis clientes tenían una nariz virgen, pero yo me había acostumbrado, ese era el peligro”.

Desde entonces, Romanek se ha unido a un creciente número de diseñadores, fabricantes y desarrolladores inmobiliarios más conscientes de la calidad del aire en las viviendas, mucho antes de que el COVID-19 impusiera los dos metros de aire fresco de rigor.

Hasta ahora, parte del esfuerzo es contrarrestar las consecuencias de la “emisión de gases”. Muchos productos de consumo liberan al ambiente compuestos orgánicos volátiles (COV), gases potencialmente dañinos como el benceno y el formaldehído, que son indetectables para los sentidos. El proceso puede durar años.

La Agencia de Protección Ambiental de EU señala que estos contaminantes pueden afectar la salud inmunológica, respiratoria y cardiovascular, y algunos incluso pueden causar cáncer. Un estudio de la agencia encontró que los niveles de algunos COV eran “dos a cinco veces más altos dentro de los hogares que fuera”, sin importar si se trataba de áreas rurales o altamente industriales. En promedio, dijo el organismo, los estadounidenses pasan el 90 por ciento de su tiempo en interiores (sin pandemias).

Una importante fuente de COV son los muebles y accesorios de casa, así como pisos y pintura. El gurú de la decoración Thom Filicia, miembro del Sustainable Furnishings Council, atribuye este fenómeno a una ley de California de 1975 que mandataba que todos los muebles tapizados fueran ignífugos. Como California es un mercado enorme, en la práctica la legislación hizo que el mobiliario doméstico con químicos pirorretardantes se convirtiera en un estándar nacional. “Hoy hay más alternativas no tóxicas, así que debemos preguntar al vendedor de qué están hechos los productos”, dice Filicia.

“El tema de los COV comenzó a surgir entre los profesionales del gremio hace unos cinco años”, dice Jamie Hammel, fundador de Hudson, una firma especializada en pisos y recubrimientos de madera reciclada y sostenible. “Pero en últimas fechas hemos visto consumidores con una mayor conciencia. No quieren COV en sus acabados ni en ningún tipo de pegamento empleado”.

En marzo, Hudson presentó una línea en colaboración con Schotten & Hansen que ofrece pegamentos y acabados con ingredientes naturales: cera de abejas, aceite de linaza, resina de copal.

La mayoría de las personas no quieren renunciar a su amado mobiliario o reemplazar sus suelos. Por suerte para ellos, la purificación del aire ha avanzado mucho en la lucha contra los COV mediante una nueva tecnología para monitorear la calidad del aire además de la temperatura y la humedad; los filtros más avanzados pueden atrapar los contaminantes atmosféricos más pequeños.

Los purificadores de aire también están cada vez más integrados en los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado. El año pasado, la compañía de bienes raíces Delos Living LLC lanzó su plataforma Darwin Home Wellness Intelligence, un sistema que, entre otras cosas, utiliza sensores para monitorear regularmente el aire interior en busca de moho, alérgenos y COV y para remediar automáticamente cualquier problema a través de la purificación y ventilación. “No les estamos diciendo a las personas qué sofá pueden tener en su sala. Pueden apreciar y disfrutar su decoración porque también tienen el sistema Darwin”, dice el fundador y director de Delos, Paul Scialla.

Scialla, otrora socio de Goldman Sachs, fundó Delos en 2009 con el objetivo de ofrecer inmuebles comerciales y residenciales con un enfoque de bienestar. El holding de Bill Gates, Cascade Investment LLC, es un patrocinador financiero, y Deepak Chopra y Leonardo DiCaprio están en su junta directiva.

En 2014, Delos introdujo su certificación WELL, creada para complementar la certificación de construcción sostenible LEED, aunque, a diferencia de LEED, es una iniciativa con fines de lucro. Cerca de cuatro mil proyectos WELL se han certificado en 58 países. “Cuando tomas en cuenta los problemas de salud crónicos, solo el 5 por ciento de ellos son genéticos, y el 20 por ciento deriva del estilo de vida”, dice Scialla citando la investigación de su compañía. “El resto, hasta el 70 por ciento, está determinado por tus condiciones ambientales, donde pasas tu tiempo”.

Para algunos, incluso los sistemas de aire tienen fallas. “Vale la pena mencionar que los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado que usan el método de aire forzado pueden esparcir los contaminantes”, dice Steve Glenn, fundador y CEO de Plant Prefab, que construye casas prefabricadas sostenibles.

Brigette Romanek considera que una combinación de técnicas de purificación de aire y nuevas opciones de productos es una buena solución. “Antes añadías productos químicos a base de aceite a las pinturas para obtener el aspecto que querías”, dice. “Pero ahora hemos descubierto que esos químicos son tóxicos, y en ciertos estados ya ni siquiera están permitidos. Literalmente puedes oler la diferencia de hace unos años”.

La diseñadora cambió a marcas como la británica Farrow & Ball, que ofrece brillo intenso para todos los 148 colores de sus pinturas a base de agua y afirma que son (casi) indistinguibles de las versiones a base de aceite. Ressource, una compañía francesa que en 2018 abrió en EU, es otra alternativa para pinturas base agua con muy bajos compuestos orgánicos volátiles.

Las alfombras, en particular, pueden estar cargadas de toxinas. Para las habitaciones de bebés, en especial aquellos que gatean, Romanek elige alfombras con materiales naturales como la colección Earth Weave de Green Design Center. La empresa española de alfombras Nanimarquina también usa materiales naturales en sus diseños y elimina los químicos tóxicos en el teñido y fabricación.

Mientras tanto, Filicia sugiere la marca Feizy, que ofrece una amplia variedad de alfombras hechas de fibra natural, y Kravet por su gama de textiles que incorporan fibras naturales de casi toda clase. Su estudio de interiorismo tiene una línea de muebles en colaboración con Vanguard, un fabricante de Carolina del Norte famoso por su fibra natural libre de pirorretardantes.

En su casa de estilo mediterráneo de 1925 en Laurel Canyon, Romanek no pudo renunciar a los pisos originales de duela de maple. Así que los limpió, pulió y recubrió con un acabado más natural de AFM Safecoat.

La decoradora Jillian Pritchard Cooke también promueve un enfoque para mejorar la ventilación natural en las casas. La interiorista con sede en Atlanta fundó Wellness Within Your Walls en 2006 para proporcionar alternativas saludables para los hogares.

Sus clientes preguntan por los filtros de aire HEPA de grado médico, sobre todo después del inicio de la pandemia. Pero esos están diseñados para capturar partículas muy finas, no gases ni moléculas de olor. Ella sugiere buscar filtros con calificación MERV o valor mínimo de eficiencia reportado. Al final del día, es mejor estudiar una variedad de opciones. “Lo incorrecto es centrar la atención en un solo artículo, no hay una solución única para lograr un ambiente hogareño saludable. Es un enfoque holístico”.