Boeing 'acelera' fabricación del modelo 737 MAX pese a sacudida financiera tras accidentes
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Boeing 'acelera' fabricación del modelo 737 MAX pese a sacudida financiera tras accidentes

COMPARTIR

···

Boeing 'acelera' fabricación del modelo 737 MAX pese a sacudida financiera tras accidentes

La compañía ha continuado con la producción de los 737 MAX a toda velocidad Luego de los accidentes ocurridos en Indonesia y Etiopía en menos de cinco meses.

Bloomberg / Julie Johnsson
03/04/2019
Actualización 03/04/2019 - 20:32
Modelo Boeing 737 Max 8
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Boeing pronto sabrá si las consecuencias financieras de dejar en tierra a sus aviones más vendidos será una breve sacudida o una prueba mucho más dolorosa con repercusiones para los proveedores y la economía de Estados Unidos.

La producción de los 737 MAX ha continuado a toda velocidad, a pesar de que reguladores dejaron en tierra estos aeroplanos tras el accidente del 10 de marzo, el segundo choque fatal de este modelo en cinco meses. Los subcontratistas incluso han comenzado a acelerar la fabricación de las 600 mil piezas que se utilizan para cada modelo, la mayor fuente de ganancias de Boeing.

Por ahora, la compañía y sus proveedores de base se apegan a una agenda cuidadosamente orquestada que precede a los desastres para elevar la producción mensual a 57 aviones para mediados de año. Eso es cerca de 10 por ciento mayor que el ritmo de una fábrica actual, que es ya un récord. Pero si los reguladores se toman su tiempo para certificar el regreso de los modelos MAX a los cielos, Boeing se verá forzada a esconder cientos de aviones recién llegados de la fábrica a aeropuertos en el oeste de EU.

“Si no pueden vender estas cosas en seis meses, tendrán 300 o más aviones estacionados”, dijo Stephen Perry, co-fundador de Janes Capital Partners, un banco de inversiones que se especializa en acuerdos aeroespaciales. “El capital invertido ahí es bastante sorprendente”.

Cerca de 16 aviones MAX están actualmente almacenados en Paine Field, adyacente a una fábrica de Boeing al norte de Seattle, mientras que otros cinco se ubican en Boeing Field, al sur de la ciudad, de acuerdo al blogger productor del modelo 737, Chris Edwards. Los aeropuertos de Moses Lake, Washington, a Victorville, en el desierto de Mojave en California, se están preparando para tomar el avión de Boeing.

“Continuamos construyendo aviones 737 MAX, mientras evaluamos cómo la situación, incluyendo las posibles limitaciones de capacidad, impactarán nuestro sistema de producción, indicó Paul Bergman, un portavoz de Boeing, por correo electrónico.

Se espera un hito importante el jueves, con las autoridades etíopes listas para publicar el informe preliminar del accidente del 10 de marzo en un 737 Max de Ethiopian Airlines. El Ministerio de Transporte dijo que llevará a cabo una conferencia de prensa a las 10:30 am (hora local) en la capital de Addis Abeba para presentar dicho informe.

Boeing tiene varias opciones, ya que mapea los escenarios de producción para sus modelos 737. Podría posponer el aumento de la tasa y quizás congelar la recompra de acciones para preservar el capital. Si el periodo en que estarán estacionados los aviones se extiende hasta finales de este año, la compañía podría alentar la producción de los 737 en Renton, Washington, como lo hizo dos veces después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

En el peor de los casos, tendría que detener temporalmente la producción de la mayor exportación de EU. Eso podría rebotar en la economía desde Seattle hasta Wichita, Kansas, donde Spirit AeroSystems fabrica fuselajes para el 737.

Basándose en prácticas pasadas, es probable que Boeing no le dé a sus proveedores “una advertencia anticipada de un ajuste de tarifa”, dijo Cai von Rumohr, managing director de Cowen. Un portavoz de Spirit declinó hacer comentarios.

Un rápido regreso a la normalidad parece cada vez más improbable para los MAX. Los ingenieros de Boeing aún están terminando de trabajar en una actualización de software para un sistema de prevención de paradas ligado a un accidente de Lion Air en el mar de Java, en la costa de Indonesia, ocurrido en octubre del año pasado, y a otro incidente fatal de un avión de Ethiopian Airlines cerca de Addis Abeba en marzo. Los desastres mataron a un total de 346 personas.