menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bill Gates nos habla sobre teorías conspiranoicas, la hidroxicloroquina y la vacuna del COVID-19

COMPARTIR

···
menu-trigger

Bill Gates nos habla sobre teorías conspiranoicas, la hidroxicloroquina y la vacuna del COVID-19

bulletEl cofundador de Microsoft ha destinado 350 millones de dólares a proyectos para combatir el coronavirus y confía en que saldremos de esto el próximo año.

Bloomberg / Dina Bass y Candy Cheng
25/09/2020
Actualización 25/09/2020 - 1:57
Bill Gates, cofundador de Microsoft.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Bill Gates, cofundador de Microsoft y multimillonario filántropo, se ha convertido, para bien y para mal, en un personaje central en la historia del COVID-19. La buena noticia es que la Fundación Bill y Melinda Gates ha prometido más de 350 millones de dólares para combatir la enfermedad, incluidos fondos para la producción de vacunas de AstraZeneca, Johnson & Johnson y Novavax. La mala es que Gates ha sido denostado por grupos antivacunas y otros teóricos de la conspiración que afirman que sembró el virus para sus propios fines nefastos.

Gates es optimista sobre las posibilidades de que el mundo derrote al coronavirus y no se deje llevar por las teorías más descabelladas. Sus comentarios se han sintetizado y editado para mayor claridad.

¿Qué tan seguro está de que tendremos una vacuna efectiva y se pueda distribuir ampliamente para finales de este año o inicios del siguiente?

Bueno, la vacuna inicial no será ideal en términos de su efectividad contra la enfermedad y la transmisión. Puede que no tenga una duración prolongada y se utilizará principalmente en los países ricos como medida provisional.

Si tenemos suerte contaremos con ella antes de fin de año. Pero luego, en 2021, es muy probable que se aprueben otras vacunas. La respuesta más fuerte probablemente provendrá de las vacunas basadas en subunidades proteicas. Con tantas empresas trabajando en eso, podemos permitirnos algunos fracasos y aún así obtener algo de bajo costo y larga duración.

Durante años, la gente ha dicho que si los antivacunas hubieran vivido una pandemia, como la sufrieron sus abuelos, pensarían de manera diferente.

Las dos veces que he estado en la Casa Blanca (desde 2016), me dijeron que tenía que ir a escuchar a los antivacunas, como Robert Kennedy Jr. Entonces, sí, es irónico que la gente esté cuestionando las vacunas y tengamos que decir: “Dios mío, ¿de qué otra manera puedes salir de una trágica pandemia?”

Dado el escepticismo, ¿debería ser obligatoria una vacuna COVID?

Hacer algo obligatorio a menudo puede ser contraproducente. Pero podrías decir que si vas a trabajar en un hogar de ancianos o vas a estar expuesto a personas mayores, sería necesaria.

¿Qué opina de las teorías conspirativas que sostienen que usted promueve la investigación en vacunas para controlar las mentes de las personas mediante ondas de radio 5G?

Es extraño. Ellos toman el hecho de que estoy involucrado con las vacunas y simplemente lo revierten, así que en lugar de donar dinero para salvar vidas, estoy ganando dinero para deshacerme de ellas. Si eso impide que las personas se vacunen o consulten los datos más recientes sobre el uso de los cubreboas, entonces es un gran problema, sí.

¿Y en relación a la discusión sobre la hidroxicloroquina, que la Casa Blanca ha promovido a pesar de que se ha demostrado repetidamente que es ineficaz y, de hecho, causa problemas cardíacos en algunos pacientes?

Esta es una era de la ciencia, pero a veces no parece así. En el tubo de ensayo, la hidroxicloroquina se veía bien. Por otro lado, están llegando muchos buenos medicamentos terapéuticos que han demostrado que funcionan sin provocar efectos secundarios graves.

Estados Unidos y otros países están comprando suministros de vacunas, incluso antes de que sean aprobadas. ¿Eso es perjudicial?

Necesitamos cooperación dentro de los países y entre los países. Estados Unidos aún no ha ayudado a obtener dinero para la adquisición de vacunas en las naciones pobres. Hemos financiado más investigación y desarrollo que cualquier país, pero en las fábricas y en las compras, solo nos hemos ocupado de nosotros mismos. Cada llamada en la que participo con los líderes farmacéuticos y los líderes de los países tiene como fin último “necesitamos que todos estén protegidos”.

¿Cómo cree que terminará todo esto?

Las innovaciones en la terapéutica comenzarán a reducir la tasa de mortalidad, pero el verdadero final vendrá de la trasmisión de infecciones naturales y la vacuna que nos dará inmunidad a nivel colectivo. Para los países que son ricos, eso será en algún momento del próximo año, idealmente en el primer semestre. Saldremos de esto a finales de 2021.

¿Entonces estaremos bien?

Por supuesto. Tenemos suerte de que esta no sea una enfermedad más mortal.

Consulta más contenidos de la nueva edición de la revista Bloomberg Businessweek México en la versión Fast, la cual puedes desplegar dando clic aquí