Bajío

Safran busca empresas proveedoras en Querétaro

La empresa francesa busca incrementar el contenido nacional en su producción mexicana.

Safran Aerosystems pretende incluir a empresas de Querétaro en su cadena de proveeduría, para surtir sus plantas ubicadas en Chihuahua e incrementar su contenido local, que es en la actualidad de 2 por ciento, como en la mayoría de la industria aeronáutica del país.

Alejandro Pavón, director de desarrollo de proveedores de Safran Aerosystems, dice que la empresa necesita proveeduría directa en productos como maquinados de productos aeroespaciales, plásticos, metales, termoformados, materiales compuestos, inyección de plásticos, entre otros.

Anualmente, sus compras equivalen a más de 800 millones de pesos y las realiza principalmente en Estados Unidos y Europa.

La estrategia de esta división es identificar proveedores en las zonas donde están más desarrollados los clústeres aeronáuticos, para desarrollarlos, sobre todo aquellos que pudieran estar enfocados a la industria automotriz, para migrar a la aeroespacial.

"Querétaro y Chihuahua tienen los clústeres más complejos y por eso quiero ir a lo más sencillo en materia de proveeduría y nos estamos acercando para eso; y donde esté más desarrollada la proveeduría ahí nos quedaremos a desarrollar proveedores", indicó.

Para ampliar su contenido local Safran Aerosystems se ha acercado a la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia), organización que ha realizado un mapeo del mercado y conecta a la fabricante francesa con las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que pueden ser proveedoras.

Alejandro Pavón explicó que demanda empresas certificadas, que cumplan con calidad y volumen de producción. Por eso es que la búsqueda se centra en Querétaro y Chihuahua, y en una primera etapa se considera sólo a proveedores ya desarrollados.

Posteriormente pretende profesionalizar a otras empresas para que se integren a la cadena.

Por ejemplo, relató el directivo de Safran, en Querétaro conoció una empresa de materiales compuestos (elastómeros) que ya contaba con certificaciones aeronáuticas, con la cual, después de varias reuniones, estableció un acuerdo comercial de largo plazo.

"Estuvo preparándose dos o tres años y tuvo la oportunidad. Ahora nos los queremos llevar a Europa y es una empresa queretana que está teniendo sólo el problema de capacidad y los estamos desarrollando. Es un caso de éxito, que estaba lista y sabía lo que buscaba", expresó.

ASOCIACIÓN

Por otro lado, expresó que una de las propuestas hecha a las Pymes es que se asocien para que ofrezcan productos terminados o ensambles y no sólo componentes, lo cual también permitirá que ofrezcan mayor calidad, capacidad de producción y fuerza financiera.

"Me puedan ofrecer más de un producto que tenga varios procesos de manufactura, porque si estoy buscando sólo por componente nunca acabo y por eso estamos buscando proveedores que se les llama full service supplier, el proveedor integrador", comentó Alejandro Pavón.

La compañía espera encontrar alianzas entre Pymes que ofrezcan estos productos integrados, lo cual les permitirá acceder con mayor facilidad a la cadena de proveeduría.

Cuando una Pyme firma un contrato como proveedora con una empresa ancla de la industria aeroespacial tiene asegurado su futuro en 5 a 8 años, pues se establecen acuerdos comerciales para este tiempo, aseguró el directivo de Safran.

Las empresas ancla tienen fuertes requerimientos y el sector está consolidado, además de que tiene un amplio margen de planeación y de crecimiento.