Querétaro rebasa a estados del norte en empresas Tier 1
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Querétaro rebasa a estados del norte en empresas Tier 1

COMPARTIR

···
menu-trigger

Querétaro rebasa a estados del norte en empresas Tier 1

bulletHay 94 plantas dedicadas a la maufactura de autopartes y al menos 18 son Tier 1, esto es, dedicadas a proveer a las fabricantes de equipos originales.

Lucero Almanza
06/02/2018
Actualización 05/02/2018 - 22:26
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block

QUERÉTARO, Qro.- Autoridades de ProMéxico identifican al menos 18 compañías de proveeduría Tier 1 en el estado, cifra incluso mayor a la de entidades como Chihuahua –con 16 empresas- y Coahuila –con 17-, con un potencial de diversidad en cuanto a componentes y sistemas.

Proveer a las empresas fabricantes de equipos originales (OEMs por sus siglas en inglés) de la industria automotriz es uno de los mayores retos para los mercados locales en el país; sin embargo, el sector de autopartes de Querétaro tiene la solidez y garantía de 50 años de participación de mercado para desarrollarse en dicho nivel productivo.

Equipos eléctricos y electrónicos, sistemas de frenado, direcciones y transmisiones, sistemas de iluminación, entre otros, son la demanda de producción que las compañías Tier 1 en el estado han cubierto con éxito en los últimos años, aseguraron empresarios y autoridades.

Entre 2006 y 2016, la inversión extranjera directa (IED) en el estado correspondiente a la producción de estos componentes automotores aumentó 370 por ciento, al pasar de 29.6 millones de dólares a 141.0 millones, de acuerdo con la información de la Secretaría de Economía federal.

De hecho, en 2016, dichos segmentos representaron en su conjunto, 46 por ciento del total de inversión reportada en la fabricación de partes para vehículos automotores, que fue de 304.6 millones de dólares en Querétaro.

Daniel Hernández, director general del Clúster Automotriz de Querétaro (CAQ), destacó la capacidad instalada que existe en la entidad, de tal forma que la base de proveeduría Tier 1 en el estado se encuentra sustentada por la participación de 94 plantas dedicadas a la manufactura de autopartes, de las cuales tres son de capital mexicano.

Si bien en el tema automotriz hay una historia de varias décadas en el Bajío, expuso, el sector obtuvo un nuevo empuje en la región a partir de la instalación de las plantas automotrices de las japonesas Honda y Mazda, en Guanajuato, y está tomando mayor fuerza con proyectos como la llegada de Toyota a la zona, y la construcción de la planta de BMW en San Luis Potosí.

“Es algo muy interesante, que se dio a partir de la llegada de todas estas armadoras a la región”, comentó Hernández.

“Y el que ninguno de estos proyectos llegara al estado fue relativamente frustrante para algunos, pero de hecho fue benéfico para Querétaro”, aseguró. Lo anterior, debido a que al ubicarse las armadoras en los estados vecinos, eso dio oportunidad a que se generara todo un ecosistema de proveeduría en Querétaro.

“Tenemos 53 años con empresas con operaciones muy consolidadas, que pudieron tomar ventaja de esto y ser proveedores de componentes, de autopartes para esas armadoras. Por eso vimos procesos de expansión por parte de las empresas, (porque) así pudieron ganar proyectos (con las OEMs)”, sostuvo.

Autoliv, Brose, Clarion, Dana, Kostal, Mitsubishi, Faurecia, Tremec, Hitachi, Michelin, entre otras firmas, manejan la proveeduría de componentes como equipo electrónico, bolsas de aire, elevadores para ventanas, cerraduras, sistemas de entretenimiento integrados, flechas de cardán, estampados, componentes para interiores, componentes eléctricos y electrónicos, sistemas de frenado, sistemas de dirección, neumáticos, entre otros.

En el estudio "La industria automotriz mexicana: Situación actual, retos y oportunidades", elaborado por ProMéxico, se advierte que en el largo plazo, el éxito de la industria automotriz mexicana estará relacionado directamente con la velocidad con la que la cadena de proveeduría nacional se actualice para cumplir y superar los estándares de las armadoras.

Y con la capacidad del país para ofrecer a estas grandes compañías incentivos para que apoyen el desarrollo de una base de proveedores locales.

El director del clúster automotriz mencionó que el tema va en función de la operación de las cadenas de suministro, donde las empresas Tier 1 están buscando crecer sus oportunidades de negocio. En muchos casos, las firmas matrices tienen en México áreas de manufactura que compiten por los proyectos con otras sedes alrededor del mundo.

“Lo que necesitas es que la planta esté funcionando al cien para ganar; depende del ciclo de vida del proyecto, la logística, la proximidad”, puntualizó.

“La parte de Tier 1 es complejo, pero constantemente las empresas están buscando logística, costos, nuevos productos, la capacidad instalada, y ahí existen áreas de oportunidad que se están desarrollando en Querétaro, y que hay oportunidad sobre todo en componentes de importación por el tema de lograr una logística más cercana e integrada”, aseveró.

Hacia futuro, el siguiente paso es la consolidación de las empresas Tier 1 automotrices, consideró Daniel Hernández, así como fortalecer la integración de las compañías Tier 2 en la cadena de valor.