Primero la gente: impulsando el crecimiento en megaciudades emergentes
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Primero la gente: impulsando el crecimiento en megaciudades emergentes

COMPARTIR

···
menu-trigger

Primero la gente: impulsando el crecimiento en megaciudades emergentes

bulletLas asociaciones público-privadas son fundamentales para que las ciudades, las corporaciones y las personas puedan ser exitosas

Opinión Bajío | Susana Andrade*
10/01/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Alrededor del mundo hay oportunidades de desarrollo extraordinarias para las ciudades, las empresas y las personas. Entre 2010 y 2025, casi la mitad (47 por ciento) del crecimiento del PIB provendrá de 443 ciudades con economías en evolución que buscan alcanzar mil millones de nuevos consumidores.

Sin embargo, el crecimiento conlleva problemas relacionados con la forma en que funcionan las ciudades, la forma en que las empresas satisfacen las necesidades laborales y la forma en que las personas deciden si un trabajo es adecuado para ellas.

En el último estudio realizado por la consultora Mercer, titulado: “Las personas primero: impulsando el crecimiento en megaciudades emergentes”, se explica cómo estas urbes enfrentan las presiones de encontrar, capacitar y mantener a los trabajadores altamente calificados.

A esta presión se le suma el hecho de que la ambición, la movilidad y el dinamismo de los empleados representan, siempre, un riesgo de abandono. Si bien las oportunidades económicas que ofrecen estas metrópolis las hace parecer atractivas desde el punto de vista financiero, el crecimiento económico y la inversión, por sí solos no siempre se traducen en una calidad de vida deseable. Es significativamente riesgoso hacer generalizaciones sobre las personas o pensar que el dinero es la única respuesta.

¿Qué será lo que atraerá a los colaboradores más capacitados a estas ciudades en el futuro y qué los motivará a quedarse?

Las necesidades de cada persona son únicas y están impulsadas por diferentes motivos. Como consecuencia del análisis de la investigación y del estudio de segmentación surgen diez resultados fundamentales que comprenden seis conclusiones clave y cuatro factores imprescindibles que hacen que las ciudades, las empresas y las personas tengan éxito de maneras nuevas y desconocidas, en vista de estas oportunidades sin precedentes.

Ninguna entidad puede resolver los problemas sistémicos por sí misma. Es fundamental hacer asociaciones público-privadas para abordar cuestiones macro y brechas, como en el caso de infraestructura, seguridad y vivienda, y superar los desafíos antes de que se agraven. Las asociaciones público-privadas son fundamentales para que las ciudades, las corporaciones y las personas puedan ser exitosas.

Tanto los empleadores como los trabajadores creen que habrá un cambio positivo en el mundo laboral en la próxima década, ya que la tecnología permite que las personas trabajen de manera más inteligente y que se tomen decisiones más rápidas.

Si bien ambos grupos coinciden en que la tecnología, la automatización y la digitalización permitirán hacer un trabajo más eficiente, serán las capacidades exclusivamente humanas las que impulsarán estas localidades.

A pesar de los avances tecnológicos, los empleadores no deben perder de vista el valor de las cualidades y las habilidades humanas, ni de la capacitación que se requiere.

Las empresas multinacionales, los municipios y las empresas locales pueden garantizar que sus ciudades seguirán prosperando, y ese crecimiento estará impulsado por lo que da a cualquier lugar vida, espíritu y dinamismo: las personas.

*Gerente regional en Bajío de Mercer. susana.andrade@mercer.com