Gobernadores del Bajío firman Acuerdo de San Miguel
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gobernadores del Bajío firman Acuerdo de San Miguel

COMPARTIR

···

Gobernadores del Bajío firman Acuerdo de San Miguel

"Estamos conspirando a favor de este país", dijo Diego Sinhue, durante la firma del convenio con que los mandatarios buscan detonar proyectos para el desarrollo económico de la región

Redacción | Bajío
23/11/2018
Actualización 24/11/2018 - 7:08
Gobernadores del Bajío firmaron acuerdo de colaboración.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

SAN MIGUEL DE ALLENDE, Gto.- Los gobernadores de Guanajuato, Aguascalientes, Querétaro y San Luis Potosí firmaron un Acuerdo de Colaboración y Coordinación para impulsar el desarrollo social y económico de la región Centro Bajío.

"Estamos conspirando a favor de este país, para unir esfuerzos en una política nunca antes vista, donde desde lo local estamos construyendo una inercia positiva de una región con gran potencial, con una visión a mediano y largo plazo", dijo el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

Sostuvo que a partir de hoy la región "trabajará de manera conjunta y con una visión integral, sin apasionamientos políticos, siempre buscando el beneficio de nuestros habitantes".

Se acordó establecer una agenda de trabajo y talleres de análisis en seguridad, turismo, infraestructura, movilidad humana, inversión, producción, logística, exportaciones, desarrollo social y empleo; con el objetivo de integrarlos al Plan de Desarrollo Nacional del próximo Gobierno Federal.

La prioridad de los proyectos y esquemas de cooperación, dijo el mandatario de Guanajuato, se definirán de común acuerdo, y se elaborará una agenda de atención de asuntos y cronogramas de trabajo, con pleno respeto a la soberanía de los estados.

Reconoció el compromiso de los gobernadores Martín Orozco Sandoval de Aguascalientes; Francisco Domínguez Servién de Querétaro y Juan Manuel Carreras López de San Luis Potosí, por asumir este compromiso con responsabilidad para atender el desarrollo de la región Centro-Bajío.

Este acuerdo, indicó Diego Sinhue, será incluyente pues se abre a otros estados, a la integración de la participación de la ciudadanía y sector empresarial para que trascienda a largo plazo. Durante el encuentro se acordó invitar a los gobiernos de Jalisco, Michoacán, Zacatecas, Nayarit y Colima.

El gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, señaló que "no se trata de que esta región se convierta en una isla", este pacto busca potenciar el desarrollo del Centro-Bajío que por su ubicación geográfica, logística, estrategia de inversión en ciencia y tecnología, lo han consolidado como el soporte del desarrollo económico del país.

"Estamos preparados para hacer equipo, le vamos a apostar como región, y esperamos que en más regiones en el país se duplique esta inercia", manifestó.

Francisco Domínguez Servién, gobernador de Querétaro, indicó que este esfuerzo de cuatro estados se convierte en la primera región en la República Mexicana con una plataforma de integración, inversión, producción, logística y exportación; un corredor industrial, tecnológico, agroalimentario y turístico del Bajío.

En la parte central de su discurso, Domínguez hizo un llamado respetuoso al próximo presidente de México, para que el Corredor Industrial y Tecnológico del Bajío cuente con los recursos suficientes y las herramientas necesarias para mantenerse como la zona más próspera del país.

En ese sentido, pugnó porque la zona de desarrollo regional del Bajío se incorpore como una línea estratégica de atención y desarrollo, dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2024.

"Le solicitamos que se le dé la misma importancia y apoyo que han tenido las Zonas Económicas Especiales. A que se inscriban proyectos específicos de fortalecimiento para esta zona en el Plan Nacional de Infraestructura correspondiente al mismo periodo", dijo.

Expuso que los mandatarios del corredor necesitan la colaboración del gobierno federal, para alcanzar una integración exitosa.

Por ello convocó a un diálogo amplio, que siente las bases para un mayor desarrollo nacional y a ampliar las miradas más allá del ámbito local, más allá de su concepción geográfica.

"Multipliquemos beneficios, para configurar un nuevo mapa económico y social. Renovemos nuestra vocación federalista, para alcanzar metas nacionales", añadió.

Juan Manuel Carreras López, gobernador de San Luis Potosí, mencionó que se buscará alinear esta iniciativa con el Plan Nacional de Desarrollo del próximo gobierno federal.

Indicó que este convenio de colaboración permitirá crear la primera región manufacturera de México de clase mundial, con el objetivo de abrir una plataforma integrada por inversión, producción, logística, exportación, desarrollo social y oportunidad de empleos.

El mandatario potosino expresó que la región se ha convertido en un pilar insustituible para el dinamismo económico del país, ya que en los últimos cinco años estas entidades se encuentran entre las seis economías con las mejores tasas de crecimiento a nivel nacional.

Manifestó que el México moderno no puede entenderse sin la región del Bajío, que ha contribuido con el país con el sector industrial, manufacturero, agropecuario, comercial y los servicios.

En el acto también participaron Luis Alberto Villarreal García, presidente municipal de San Miguel Allende y Eduardo Sojo Garza-Aldape, presidente del Iplaneg y del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas del CIDE.