Exxon Mobil, el 'amortiguador' en la crisis de desabasto
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Exxon Mobil, el 'amortiguador' en la crisis de desabasto

COMPARTIR

···

Exxon Mobil, el 'amortiguador' en la crisis de desabasto

La marca considera al Bajío como la región con mayor valor agregado, debido a la demanda de combustible

Alan Contreras
08/02/2019
Actualización 08/02/2019 - 12:24
Gasolinera Mobil.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Fue “amortiguador” de la crisis gasolinera que se vivió en Querétaro apenas arrancando el año. Con 35 estaciones en todo el estado, Exxon Mobil dio “la batalla” y se benefició de pronto con el incremento exponencial de la demanda, a tal grado que en diferentes momentos también sus depósitos quedaron vacíos.

La empresa inició operaciones en el estado en diciembre de 2017 con ocho gasolineras, como parte de su estrategia para llegar a México vía el Bajío, a fin de expandirse desde ahí a las zonas Centro y Norte del país.

La marca considera al Bajío la región con mayor valor agregado, debido a la demanda creciente de combustible.

Este plan forma parte del compromiso a largo plazo que tiene Exxon Mobil de invertir 300 millones de dólares en logística, inventario y comercialización en México durante los próximos diez años.

Las estaciones de servicio Mobil en Querétaro son operadas por Grupo Orsan y abastecidas de gasolina y diésel de las refinerías de Exxon Mobil en Texas. Los combustibles son distribuidos por tren a través de dos terminales de combustible ubicadas en San Luis Potosí y San José Iturbide.

A la fecha, sus siete socios estratégicos operan 178 estaciones de servicio bajo la marca Mobil, en los estados de Guanajuato (38), Querétaro (35), San Luis Potosí (15), Aguascalientes (16), Puebla (34), Zacatecas (15), Nuevo León (21), Hidalgo (2), Michoacán (1) y Estado de México (1).

La compañía informó que ha complementado el suministro de combustibles en México a través de más de cinco millones de barriles de combustible desde noviembre de 2017 a enero de 2019.

A través de una red ferroviaria de inversión privada, ha traído 90 trenes con combustibles desde las refinerías en Texas hasta el Bajío, Centro y Norte del país.

Los combustibles de Exxon Mobil son almacenados en cuatro terminales ubicadas en San José Iturbide, Guanajuato; la capital de San Luis Potosí; Salinas Victoria, Nuevo León; y Tula, Hidalgo. Hasta finales de enero, más de seis mil 600 personas han recibido capacitación para el manejo seguro de las gasolineras.

El servicio de distribución de combustible es operado por transportistas independientes, de acuerdo con la logística establecida por los socios estratégicos.

Adicionalmente, inversionistas están ampliando opciones para transportar gasolina por barco desde terminales en Texas y Luisiana hasta el puerto de Tuxpan en Veracruz, para posteriormente ser trasladada en un ducto privado de Tuxpan a Tula.

Se espera que el ducto Tuxpan–Tula inicie operaciones en el año 2020. Exxon Mobil no es dueño del ducto referido, ya que firmó un contrato para su uso.

La compañía informó que desde el inicio de la contingencia en México por el desabasto de gasolinas activó el protocolo “Equipo de Respuesta a la Demanda”, compuesto por un grupo de alrededor de 40 personas en México y en los Estados Unidos, con el fin de atender el suministro de combustible de la manera más rápida posible.