Estudiar para siempre
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Estudiar para siempre

COMPARTIR

···

Estudiar para siempre

En la actualidad la educación continua global ofrece una gran variedad de cursos en distintos formatos

Opinión Bajío /Mariana Rodríguez*
22/10/2018
El profesionista del siglo XXI enfrenta el reto de seguir aprendiendo después de haber concluido su carrera.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Hoy la esperanza de vida ronda los 80 años, resulta inverosímil dedicar a una carrera universitaria únicamente escasos cuatro años y medio; cerca de 5 por ciento de la vida. En especial tomando en cuenta la velocidad con la que se actualizan las disciplinas, hay que reconsiderar la fracción de la vida dedicada a los estudios profesionales.

El profesionista del siglo XXI enfrenta el reto de seguir aprendiendo después de haber concluido el programa de su carrera para poder hacer frente a los nuevos desafíos disciplinarios y metodológicos empleando, además, tecnologías emergentes en constante cambio.

Afortunadamente, en la actualidad la educación continua global ofrece una gran variedad de cursos en distintos formatos, tanto presenciales como en línea, incluso muchos gratuitos. Se puede elegir cursar capacitaciones en casi cualquier tema, desde lo más general hasta lo más específico en todas las materias.

Así pues, para estudiar hace falta simplemente tener convicción, constancia y compromiso con uno mismo; quizá humildad y reconocimiento de la necesidad personal y profesional de exploración, superación y expansión.

Qué interesante sería realizar un experimento social en el que se intercambiaran algunos hábitos superfluos relacionados con el ocio y el consumismo por el hábito del estudio. Seguramente se reducirían nuestros problemas sociales si una parte de la población en su tiempo libre decidiera continuar estudiando y encontrara pasión en ello.

Casi seguramente se incrementaría el nivel cultural dando pie a una transformación positiva en la calidad de vida personal, la familia, la comunidad e incluso el gobierno.

El concepto de educación continua resulta más elástico, flexible e interesante que nunca y se encuentra disponible para las personas que decidan incrementar el porcentaje de tiempo de su vida en el que de forma sistematizada quieren seguir aprendiendo, tal vez para siempre.

*Directora del Departamento Regional de Estudios Humanísticos y Lenguas del Tecnológico de Monterrey.

mrodrige@itesm.mx