Derecho a la ciudad: el reto metropolitano
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Derecho a la ciudad: el reto metropolitano

COMPARTIR

···

Derecho a la ciudad: el reto metropolitano

El crecimiento desenfrenado de la urbanización, junto con el desarrollo de la industria manufacturera, exigen impulsar políticas públicas de alto nivel para mejorar la calidad de vida.

Opinión Bajío | Luis Fernando Gámez*
19/05/2019
Actualización 19/05/2019 - 23:59
Soledad de Graciano Sánchez, SLP
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

“Hoy en día el reto fundamental de los derechos no se encuentra en su establecimiento sino en los modos efectivos en que pueden ser garantizados. Y esto no podrá nunca lograrse si no se asumen una serie de compromisos cívicos y políticos que hagan de los derechos una de las tareas fundamentales del Estado mexicano, o mejor, su tarea fundamental, en singular”. Miguel Carbonell

Las ciudades modernas padecen la expansión territorial desenfrenada, por lo que resulta necesario promover la prestación de servicios públicos que garanticen la disposición ordenada de áreas para la industria, el comercio, zonas habitacionales, culturales, recreativas, culturales y ecológicas.

El reto es contar de manera accesible con la delimitación normativa del desarrollo urbano y poner al alcance servicios públicos eficientes y de calidad para que sus habitantes cuenten con una mejor calidad de vida. Esto implica sistematizar la prestación de servicios públicos municipales que circunscriban, ordenan e impulsan el desarrollo de la zona metropolitana.

De acuerdo con estimaciones realizadas por ONU Hábitat, en el año 2050, el 65 por ciento de la población mundial vivirá en las ciudades. Este antecedente plantea la necesidad de categorizar el derecho a la ciudad dentro del marco reglamentario municipal, apelando a la más alta protección de los derechos humanos, lo que permitirá asentar las condiciones mínimas de calidad de vida para las personas que habitan en las ciudades.

Según información obtenida a través de la RED mundial de ciudades y gobiernos locales metropolitanos y regionales (CGLU, 2019), el concepto de Derecho a la Ciudad es relativamente nuevo, ya que en 1968 el francés Henri Lefebvre escribió un libro del mismo nombre para denunciar las consecuencias negativas en las urbes de los principios de la economía capitalista. Años más tarde, en 2004, el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat) lo recuperó para redactar la Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad.

“Para el año 2050, el 65 por ciento de la población vivirá en las ciudades, por lo que uno de los principios destacados que guían este derecho es la justicia social para conseguir que todos los habitantes de las urbes accedan a unas condiciones de vida dignas”. (CGLU, 2019)

El crecimiento desenfrenado de la urbanización en la zona poniente de la ciudad, el desarrollo vertiginoso que ha tenido la industria manufacturera en los últimos años, la ausencia de un plan de movilidad para conectar a los trabajadores con los 16 parques industriales que tiene la zona metropolitana, el desarrollo de vivienda digna, el nulo control sobre el precio de la tierra y la inexistencia de un programa de monitoreo de la calidad del aire se materializan en el crecimiento de San Luis Potosí -Soledad de Graciano Sánchez, que exige un impulso de políticas públicas de alto nivel.

Por las razones citadas, estoy seguro que Soledad seguirá siendo punta de lanza en la Zona Metropolitana; pues, el municipio trabaja a marchas forzadas para cumplir con una encomienda de tal magnitud, como lo es el reto metropolitano de contar con una ciudad con justicia social y condiciones de calidad de vida dignas para tod@s.

*Director de Fomento Económico del municipio de Soledad de Graciano Sánchez, SLP.

@lfernandogamez