Consumidores del Bajío y su perspectiva 2018
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Consumidores del Bajío y su perspectiva 2018

COMPARTIR

···
menu-trigger

Consumidores del Bajío y su perspectiva 2018

bulletLas expectativas económicas de los consumidores de la región mejoraron en el último año, lo que genera un sentimiento más positivo para los siguientes 12 meses.

Opinión Bajío /Ricardo Trejo Nava*
08/02/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En años electorales es común observar la proliferación de estudios demoscópicos; es decir, en dichos periodos el conocimiento de la opinión pública se vuelve relevante, lo que suscita la proliferación de encuestas a través de las cuales se busca conocer la opinión y, en la medida de los posible, anticipar el resultado de la elección.

Una de las encuestas que no tiene relación con la política –al menos no de manera directa- es la Encuesta de Confianza del Consumidor. Estudio periódico que trata de conocer el sentimiento de los hogares en relación a la económica familiar y nacional.

La Encuesta de Confianza del Consumidor se publica mensualmente con resultados exclusivamente de representación nacional; no obstante a partir de los datos de la misa y replicando la metodología de cálculo del INEGI, seleccionamos las entrevistas realizadas en las entidades de Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí para elaborar el Índice de Confianza del Consumidor del Bajío.

Se trata de una sub-muestra de aproximadamente 160 entrevistas, con un error de muestreo absoluto no mayor a 7.8 por ciento, con un nivel de confianza del 95 por ciento. El lector interesado en la guerra de encuestas que tendrá lugar en 2018 ponga atención en este lenguaje.

Pasando a los resultados, la confianza de los consumidores en el Bajío evolucionó positivamente a lo largo de 2017 y cerró en diciembre en las 97.1 unidades, superando la calificación de 84.2 puntos del último mes de 2016. Asimismo, la evaluación más reciente se encuentra cerca de los 100 puntos, umbral que separa el optimismo del sentimiento pesimista.

Si bien en el panorama económico existe incertidumbre relacionada principalmente con aumento en el precio de gasolinas, inflación, generación y estabilidad en el empleo; temas que ocupan y preocupan a los consumidores, las expectativas en el Bajío evolucionaron mejor respecto los resultados observados a nivel nacional.

Ahora bien: ¿Qué esperan los hogares para 2018? El índice emplea tres preguntas referentes al futuro inmediato. La primera se relaciona con la situación económica de los miembros del hogar dentro de 12 meses, en este caso para todo 2018. Aquí los resultados mejoraron. Este componente tuvo una calificación de 102.6 unidades en diciembre de 2017, en comparación con los 99.2 puntos de igual mes pero de 2016.

La siguiente pregunta se relaciona con la situación económica del país dentro de 12 meses. Nuevamente la comparación es positiva con resultados de 81.5 y 78.6 respectivamente.

La tercer pregunta y quizás la más importante es la que evalúa las posibilidades del hogar para comprar bienes semi-duraderos como muebles y aparatos electrodomésticos. Hay que destacar que este tipo de compra implica cierta estabilidad en los ingresos y su proyección. El resultado de este componente es sorprendente, pasó en un año de 76.8 a 122.7 unidades en diciembre de 2017.

Como podemos observar las expectativas económicas de los consumidores del Bajío mejoraron en el último año, situación que genera un sentimiento más positivo para los siguientes 12 meses. Así, ya sea para estrategia comercial o política, dada la coyuntura de 2018, no pierda del radar este tipo de encuestas y el sentimiento de sus consumidores.

*Director General de Forecastim SC y editor de la revista Triángulo Industrial Bajío.

rtrejo@forecastim.mx