Cierre de ProMéxico en Querétaro, entre irregularidades
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cierre de ProMéxico en Querétaro, entre irregularidades

COMPARTIR

···

Cierre de ProMéxico en Querétaro, entre irregularidades

La exdirectora de la dependencia en el estado dijo que falta un decreto de extinción del fideicomiso que debe publicarse en el DOF

Lucero Almanza
05/02/2019
Desde los primeros días de 2019 ProMéxico cerró en Querétaro.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En los primeros días de 2019, las oficinas de ProMéxico en Querétaro, y el resto del país, cerraron su operación, tal como se había comentado por parte del gobierno federal.

Sin embargo, el procedimiento se ha realizado bajo múltiples irregularidades, principalmente con la falta de un decreto de extinción del fideicomiso, que debe publicarse en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

La exdirectora de ProMéxico en Querétaro, Greetel Chablé García, declaró que los colaboradores del organismo regresaron del período vacacional el 7 de enero pasado, y las oficinas en la sede estatal ya estaban cerradas.

“Lo que tuvo que haber sido primero era publicarse un decreto, pero el gobierno federal no lo ha hecho”, dijo en entrevista, “Se hicieron las cosas al revés, primero se ordenó cerrar oficinas sin tener publicado cuál sería el procedimiento.”

En Querétaro, tres personas trabajaban en la oficina estatal de ProMéxico, como en la mayoría de las coordinaciones regionales.

En total, eran alrededor de 500 empleados los que colaboraban en la dependencia a nivel nacional y en el exterior.

Chablé García expuso que si bien existen los reportes de baja de quienes terminó su contrato el 31 de diciembre pasado, no se ha dado hasta el momento ningún tipo de liquidación, ni término de contrato formal por parte de las autoridades federales.

Además, está pendiente el proceso correspondiente de aquellos trabajadores que tenían un contrato permanente.

Indicó que se han llevado a cabo una serie reuniones con personas de la nueva administración federal que se quedaron encargadas de la oficina de ProMéxico, pero estas argumentan que aún no tienen indicaciones de cómo será el proceso que conlleva el cierre de oficinas.

“Nosotros nos dimos a la tarea de preguntar en distintas áreas, como fue la de recursos humanos, en el órgano interno de control, pero nos decían lo mismo, que no sabían qué estaba sucediendo”, explicó.

De acuerdo con la exfuncionaria federal, los colaboradores de ProMéxico tienen derecho a una liquidación al pertenecer al Apartado A, en el cual están registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y regulado por la Ley Federal del Trabajo.

Ante la situación, refirió, algunos de los trabajadores ya han buscado asesoría legal para atender su situación.

“Estamos hablando de alrededor de 500 trabajadores en total, ProMéxico tenía 28 oficinas a nivel nacional operando, todos con esta misma estructura de un director estatal y dos apoyos –en algunos casos tenían cinco personas–.”