Peugeot 308 GT: menos es más
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Peugeot 308 GT: menos es más

COMPARTIR

···
menu-trigger

Peugeot 308 GT: menos es más

bulletLa actualización del hothatch francés llega más potente y radical, el felino se siente más feroz que nunca.

EISA MULTIMEDIOS / Laura Malaver
13/03/2020
Actualización 13/03/2020 - 16:16
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Para comprender este auto y la diferencia de los demás Peugeot 308 GT, hay que entender que esta nueva creación de la marca francesa llega acompañada de la firma "Peugeot Sport", que, con ingeniería enfocada al desarrollo de productos con mayor dinamismo, le ponen el toque deportivo a sus autos.

Este Peugeot tiene un diseño exterior modesto. Lo único que lo diferencia de los demás son unos detallitos, pero mantiene las mismas curvas, terminaciones y por supuesto, la misma esencia. Sin embargo, esos detalles son suficientes para que llame la atención y robe miradas.

De frente, una parrilla negra capta toda la atención con el logo "Peugeot" en rojo. Resalta el felino francés frontal, acompañado del difusor de aire en la parte inferior. Cuenta con rines de 19 pulgadas, escape doble, estribos deportivos y el emblema "GTI" (su verdadero nombre en Europa) también en rojo.

La decoración interior hacer que sea aun más deportivo sin ser pretencioso. Todo en el interior, tanto los asientos como el volante, tiene costuras rojas que contrastan de manera armónica con los negros de casi todo. La palanca de velocidades también se integra a esta combinación. Más allá de la elección cromática, desde adentro se permite visualizar fácilmente cada botón, las opciones son sencillas de manipular y la pantalla central le da el toque faltante.

Puede llegar a ser un poco monótono, pero está bien equipado. Nos sigue fascinando el tamaño y ubicación del volante, pequeño y bajo, haciendo que el manejo sea cómodo, ágil y al mismo tiempo con buena visibilidad al frente.

En cuestión de amenidades, tiene asientos con masajes, equipo de sonido Denon, tacómetro que marca las revoluciones contra las manecillas de reloj, techo panorámico, pantalla digital, e integración de Apple CarPlay y Android Auto.

Sentarnos como piloto, ajustar la posición de manejo y sentir el pequeño volante, nos despierta la emoción. Lo probamos en el autódromo de Miguel Abed de Amozoc, Puebla, con pruebas controladas en pista. Nos encantó.

La maniobrabilidad es muy buena. La ventaja de tener un volante pequeño es que te permite tener el total control del auto, o al menos te da esa sensación. En las curvas que se toman a altas velocidades el auto se aferra al piso, haciéndonos sentir no sólo seguridad, sino un dinamismo extraordinario. Estable como una roca pero muy fácil de manejar.

La dirección es suave, sí, pero tiene firmeza. El rango de giro es corto, así que tomar un curva cerrada se logra sin problema con poco giro del volante.

La buena calidad de ensamblaje del auto se demuestra después de los varios ejercicios que hicimos (bruscos en su mayoría), todo se veía y sonaba perfecto.

En cuestión de frenado, esos frenos delanteros de cuatro pistones con discos ventilados y ranurados, no sólo se ven muy llamativos, sino que permiten un frenado preciso e instantáneo. El 308 GT también cuenta con suspensión deportiva y diferentes asistentes de seguridad, lo que permite disfrutar el auto sacándole el máximo desempeño.

En definitiva, este tipo de "deportivos casuales" permiten que tengamos lo mejor de dos mundos. Poder disfrutar de la velocidad de forma segura, pero usar el mismo auto para ir al super o el trabajo. ¿Se puede pedir algo más? quizá sí, tener al menos como opción la transmisión automática. Es una joya de hatchback compacto que sólo nos recuerda lo bien que se manejan los Peugot modernos, nos hace soñar con uno para todos los días.